MSXBlog

RU02 Sevilla, resumen y fotos del evento

El pasado 25 de septiembre tuvo lugar en Mairena del Aljarafe la segunda edición de la RU MSX de Sevilla, un evento que esperemos se consolide como punto de reunión de los aficionados al estándar japonés.

A continuación os dejo con el resumen del evento, por José Luis Lerma y algunas fotos también suyas.


Bueno, viendo que hay un resumen «profesional» de la pasada II RU Sevillana, y dado que de toda la vida los reportajes de MSX han sido caseros, vamos a hacer un pequeño resumen de lo que ocurrió el pasado 25 de septiembre.

Sábado: 00:15. Termino de empaquetar todo lo que me voy a llevar, a saber:

  • Revistas Hnostar y SD-Mesxes (todas las que tenía en mi poder), que al final ni se abrieron.
  • Una caja enorme de software de los 90 y principios del siglo XXI (anteriores a 2010).
  • El VG-8235 con el z80 a 7MHz y VDP de 2+, los 2 turbo R, y el Sony HB-55p (de 16kb, para poner a jugar a la gente, aunque no se pudo conectar porque era por RF y no encontramos el mando).
  • La GFX9000 brasileña, el expansor de slots, los 2 Moonsound (el clásico y le FM-BLASTER), el MegaFlashROM, y yo que sé que cartuchos/hardware más.

Y, tras avisarme a última hora, bueno, no tan última hora, el Sharp X68000 con una selección de juegos (selección de lo que me gusta a mí, faltaría más) y un monitor Commodore 1960, con el tubo bastante tocado para diagnóstico del mismo.

Todo junto era más grande que yo, y por mucho, y pesaba como un «borrico ahogao». De hecho el lunes por la tarde aún estaba resentido de la espalda. Estuve toda la noche despertándome por los nervios de empezar la RU. Había vuelto a los 90 y a aquellas RUs de Madrid y de Cartagena (que se echa de menos). José María Pacheco, si alguna vez me lees, saludos. Y por fin, a las 08:00 horas suena el despertador.

Pego un salto de la cama que asusta a la señora, busco mi camiseta MSX con 128Kb, (no necesito más memoria, por el momento), un zumito y mientras ojeo algunas revistas, espero a Raúl (el malagueño) y a Edu.

Sobre las 08:20 Edu me escribe, ha salido tarde, no pasa nada. Habíamos quedado a las 9 para ir con tiempo (aún así y perdiéndonos y todo llegamos sobrados). Mientras, sigo recordando los buenos momentos que pasaba en Madrid, Barcelona y Cartagena. Creo que hasta me emocioné.

Cerca de las nueve de la mañana el perro empieza a pegar botes, llama a la puerta, y un tío muy feo, se me planta delante. Raúl se ha adelantado (espero que no sea adelantado para todo) y mientras esperamos a Edu, cargamos el X68K en su carroza, hace amago de escapar, aunque sabe que no le serviría de nada, pues soy muuuuuuy pesado.

Pasadas las nueve llega el pobre Edu. Le ha pillado el atasco, pero no pasa nada, se presentan 2 titanes: Edu vs Raúl – Round one…

Bueno, cargamos el coche y Edu se echa las manos a la cabeza cuando ve todo lo que quiero meter en el pobre C3 que trae. Al final entra todo, como siempre.

Y por fin ¡salimos a disfrutar la RU! Ponemos la ruta en el GPS y nada más salir, despisto a Edu y tenemos que hacer un giro. Total: 3 minutos perdidos y Raúl detrás blasfemando en su coche. Bueno, cogemos el buen camino y en el cruce de Mairena otra vez que nos equivocamos (Raúl ya va sacando un cuchillo). Pero no pasa nada porque llegamos a la puerta del polígamo (o como sea).

– Oye esto está cerrao…

– ¿Y si nos metemos por esta calle? Vamos a probar… Ah… pues no…

– Seguimos por la carretera… verás tu que nos vamos al IKEA…

– Llama a JuanVe (no me imagino la cara del pobre cuando le llamaba), nos da unas indicaciones (no le dije ná, pero no me enteré), y por fin llegamos…

Una vez en la puerta… de nuevo a descargar todo… La verdad es que la instalación está muy bien preparada, con un buen montón de televisores y una cuantas regletas para la instalación de equipos.

Me apropio de los 2 mejores televisores y le dejo el GT con teclado negro a Raúl para no se qué de un sector (¿será de disco no?) y lo monta en una buena tele. Empiezo a desempaquetar (y el resto también). Flanqueándome por la izquierda tengo a Jorge Romero (Fenris88) con su nuevo juego. De Kung-Fu, fui malo y le dejé un televisor que no era tan bueno como el mío. Lo siento, haber llegado antes.

A mi derecha tenía el X68000 que se montó en una plataforma y a los hermanos Torres (Jorge y Raúl), también conocidos como AxelStone y Darkschneider con una Zemmix Neo. La verdad es que funciona de lujo pero para mí, es mu fea.

A continuación estaba la plataforma invitada (en realidad fueron 2 invitados, bueeeno 3 con el x68000) el Atari 520 STE de Edu con una buena colección de software pero no recibió la atención que se merecía, dada la enorme competencia que tenía cerca. Después estaba el ZX-UNO de Edu y el 8220 que gracias a los señores de VAJ estaba ampliado a 128 Kb internos (y 192Kb de VRAM). Cerrando el círculo estaba el Toshiba stereo que trajo Raúl y que hizo flipar a la gente (menos mal que le incordié para que lo trajera), mi segundo Turbo R, con la demo exclusiva de un juego nuevo y por fin el expositor de segunda mano a cargo de Raúl.

En una mesa cercana, monté el MSX con un Konami Collection que al final no se encendió y el Konami pasó a ser testeado en el Toshiba, con impresionantes resultados. Lejos estaba el FS-A1ST de JuanVe, porque tenía miedo de nosotros. Recibió una buena dosis de software de nuestra parte.

Más adelante llegaría un chaval con una Atari 2600, y me daba cosa que el pobre estuviera «como desterrado», pero es que yo ya tenía un buen curro con lo que tenía montado. A no sé que hora empiezo recibo un palo (dialéctico, se entiende) para que retirase las cajas y dejase la zona presentable. ¿Habrase visto semejante osadía? ¿una RU organizada y limpia?, esto no puede acabar bien.

Tras dar unos cuantos viajes retiro las cajas, dejando solo la PC-Engine que había llevado para que Carlos (DR Who) me la revisase, y la caja de software de la comunidad entre 199x-200x para ir sacando cosas y presentándolas… amén de dejar ya listo el X68000 para que el que quisiera, pusiera algo.

¡Y comenzó el caos!

Todo el mundo se lanza como lobos a sus MSX. ¿Habéis visto como los leones atacan a la gacela? ¡Bah! Eso son niñerías comparado con la que se lió allí. Todo el mundo estaba mostrando cosas.

Edu, primer puntal de Bit Knigths y uno de los mejores creadores de mapas que he conocido en mi vida. Además estaba mostrando el ZX-UNO… ¡alejad esos mecheros!

Fuera bromas, es una implementación FPGA muy cuidada, y contenida tanto de precio como de tamaño, puso varios de los cores de la máquina e iban de lujo. No se si entraría un MSX2 ahí, pero sí un MSX ya que entra la Master System.

Los hermanos Torres (segundo y tercer puntal de Bit Knigths, en el papel de programadores), estaban con la Zemmix, la cual tras dar la lata durante un buen rato (como en toda RU que se precie), se pudo ver en funcionamiento. No deja de ser un clon del 1ChipMSX, pero los que no lo han visto en funcionamiento, flipaban con el cacharro. Además, hicieron pruebas de software MSX y la máquina iba de lujo.

El señor Lerma/Erpirao/yomismo. Con el turbo R, poniendo soft y demos de los 90, haciendo pruebas y todo lo que me pidiesen de MSX. Con el VG-8235 también ponía soft y hard para que la gente lo viese y escuchase. Hicimos una prueba de FM-PAC vs PAK y aquí el sordo solo notó que el sonido era más grave en el PAK (pero podía ser cosa de la TV), como el 8235 está a 7MHz con el reloj externo, había puesto un expansor de slots, para que la gente pudiese comprobar cómo iba la máquina. Un  dato negativo es que el generador de reloj externo genera interferencias y errores en algunas demos y juegos.

Mi amiguete de Oniric Factor, grafista de primera división, y cuarto componente de Bit Knigths, puso su Kung-Fu. Increíblemente currado a todos los niveles (aunque la música me rayó un poco). Estuvimos comparando con el Fighter’s Ragnarök, y al menos en los fondos gana el juego de Oniric-Factor. En su máquina también se pudieron ver pruebas de concepto del nuevo motor de Bit Knigths, para su ópera Prima: Gile’s Oddissey.

Un poco retirado estaba JuanVe, el pobre, poco pudo tocar su MSX, ya que estaba imponiendo disciplina entre la panda de locas descontroladas que había por allí.

Ya cerrando el círculo, teníamos el expositor de segunda mano o mercadillo, montado por mi Raúl, el cual, es una mala influencia para cualquier persona que quiera comprar algo para MSX, así cayó mi nuevo pad y un FM-PAC original, además tenía puesto un turbo-R con FM Blaster, en el cual estaba puesto el Sector 88 versión exclusiva para esta RU. El juego es gráficamente alucinante y la mecánica atrae una vez la has comprendido. Pudimos ver varias pantallas con múltiples scrolls, enemigos grandes y detallados, y un sonido y música espectaculares.

Decían que en el MSX2 iría muy lento, y si bien se notaba un pelín más pesado el juego era perfectamente jugable y divertido. Pero, ¿en que mente diabólica cabe que en la primera pantalla te lancen misiles dirigidos? hay que ser muy mala gente.

Y al lado, traído por Raúl, había una joya: un MSX estéreo real. Era impresionante como sonaba el puñetero bicho, pero además con todo, le daba igual. La verdad es que era gloria bendita para los oídos. Y allí cerca teníamos un taller de soldaduras que yo aproveché para tunear el turbo R un poco más.

La gente fue entrando y probando las máquinas, y entre nosotros, empezamos a compartir experiencias y a enseñar las cosas que teníamos de MSX. Fue una pena que la gente no le echara un ojo a las revistas, podían haber sacado una información muy interesante. De hecho con las Hnostar y Mesxes se aprende cómo y por qué se hacen las reuniones así.

En un momento concreto se encendieron unas recreativas con juegos que portados a MSX. Yo no pude estar allí porque estaba más liado que un pulpo en un garaje.

Durante la mañana, había una dinámica muy buena. Alguien se te acercaba o asaltabas a alguien con algo como ¿has visto esto? ¿tienes lo otro? ¿como era aquello?. Y si lo tenías lo mostrabas. En mi caso fui sacando software de la caja y de vez en cuando iba poniéndolo en el Turbo o el MSX2 alternativamente. Figher’s Ragnarök, Akin incluso el moderno UWOL fueron pasando por la máquina para que la gente lo viese. También puse demos de MSX2 para FM y el Music Module que mucha gente no conocía (Unknown Reality o Almost Real desconocidas… no me lo puedo creer).

Sobre las dos de la tarde hablamos de comer (aquí el que «sus-escribe» llevaba desde las ocho sin comer ná, y ya veía a la gente con cara de pizza), así que nos fuimos como una manada de hambrientos a comer. Ya antes de salir, se avisó que al regresar de la ingestión de nutrientes, se harían las respectivas presentaciones.

Durante la comida tuvimos charlas amenas sobre el MSX y otras máquinas. Desde aquí mando saludos a Francis de Dos Hermanas. Que sepas que te voy a visitar pronto. Fue muy sorprendente para mí ver que había gente que me me gana ingiriendo comida. Eso está bien porque así no soy el más zampón.

Y llegamos de comer. Nada más entrar se montan las sillas y se empiezan las presentaciones. Los primeros en hablar fueron Bit Knights, presentando su nuevo motor para juegos con una exposición muy interesante basada principalmente en facilitar una serie de herramientas para que los programadores de MSX recuperen el nivel de los juegos de MSX2 al que se llegó en la década de los noventa. El scroll de su proyecto Gile’s Oddysey estaba realmente bien, y siendo sincero, si no me dicen que es SCREEN 4, no lo hubiese descubierto. Presentaron también un motor de cinemáticas (por el momento basado en viñetas fijas), que daba un excelente resultado sobre todo a la hora de procesar los textos.

Seguidamente llegó el turno de Jorge Romero (Oniric Factor y Bit Knights), que hizo una exposición de los inicios de su andadura con el MSX y presentó su nuevo lanzamiento Kung-Fu (original que es el mushasho), un juego de acción directa en SCREEN 5 que nos dejó con muy buen sabor de boca.

Se iba a presentar el Sector88, pero como la gente es una agonías se volvió al cacharreo. ¡Como se nota la falta de disciplina! De todas formas, al este juego se le metió caña durante la mañana de una manera que no fue ni medio normal, y por la tarde también.

Aprovechando la conyuntura llevé el turbo R a hacerle un mod, pero no me di cuenta que lo estaba fastidiando más, así que al final de la RU me llevé un turbo a medio gas. Durante la noche localicé el error y al día siguiente un punto de soldadura lo subsanó.

Por la tarde se pudo ver en funcionamiento el X68000 que he adquirido a Gus de Madrid. La verdad es que aún con el monitor «tocado» era una pedazo de máquina, y más si uno piensa que salió en 1987. Aún sin controlar mucho de la máquina, repetí como un loro las características que conocía: especialmente del chip de vídeo, sus 128 sprites de 16×16 simultáneos hasta 16 por línea… y hasta aquí podía leer.

Bueno, se va acabando el día y con él la RU. Empezamos a recoger y la verdad es que es un fastidio, más que por recoger, es por dejar de hacer algo que nos gusta. Habría que programar una RU de 24 horas. Y poco a poco quedaron los clásicos corrillos, hablando de las máquinas, de cómo debía haber salido el MSX2, y lo típico de la historia-friki-ficción.

Hay que irse y toca hacer análisis de la jornada…

Ha sido una reunión muy distinta a las que estoy acostumbrado. Las RU a las que iba en los noventa y principios de los dos miles se basaban en mantener un sistema con vida, alimentándolo con software de nueva producción. Esta ha sido más una recopilación de datos. No sé si me explico, los usuarios que he conocido han llegado al MSX hace relativamente poco tiempo y buscan unirse mediante lo «retro» al sistema que más aprecian, que es el MSX. Es una gran noticia que existan estos usuarios pero a mí, que no tengo el concepto de que el MSX sea algo retro porque nunca lo he dejado de usar (como mucho he parado un par de temporadas, bastante largas), me parece extraño. Aquí me tienen como bibliotecario y Enciclopedia Espasa del software y revistas de MSX. Esto me hace hace gracia porque soy de los que menos saben del sistema.

Al final y como siempre se quedaron muchas cosas en el tintero. El GFX no se llegó a montar, el Moonsound no se usó más allá del Sector88 y un par de músicas que puse. Más del 90% del soft noventero que llevé no se vio. Esto es algo que siempre pasa en las RUs. Se quedan más cosas fuera de las que se ven y eso es bueno porque así tenemos material para la próxima.

Respecto a las instalaciones, francamente, luces y sombras. Más luces que sombras: un local sin interferencias con una buena disposición y material, una organización volcada en darnos nuestros caprichos. Encender las recreativas fue un puntazo enorme. En el lado de las sombras, el local está un poco retirado y la sala se hizo pequeña. Hay espacio en el local, el truco está en distribuirlo de otra manera y a pesar de la distancia, el local tiene buenas comunicaciones.

Nos vemos en la próxima, animaros a venir.

Deja tu comentario sobre esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: