MSXBlog

Navy Moves beta 3.0

Carátula del juego

¿Recordáis el clásico de Dinamic Army Moves? Fue en allá por el año 1986 (1987 para MSX) cuando Dinamic se decidió a sacar a la luz un sorprendente arcade bélico que nos ponía en el papel de un súper soldado: Derdhal que tiene como misión infiltrarse tras las líneas enemigas, colarse en el cuartel general del enemigo y hacerse con los planos de una mortal bomba de partículas que amenaza el futuro de la humanidad. El juego se dividía en dos cargas independientes (marca de la casa), siendo necesario un código secreto para jugar a la segunda. Además, ambas cargas eran diferentes porque si bien en la primera manejábamos un jeep y un helicóptero, en la segunda nos movíamos a pie.

Pantalla de juego de Army Moves

Army Moves significó el éxito de Dinamic tanto dentro de nuestras fronteras como en el extrajero (en el Reino Unido, principalmente), así que no es de extrañar que los chicos de Dinamic quisieran repetir suerte con una segunda parte. Así, dos años después nació Navy Moves.

Aquí la misión esta vez estaba pasada por agua, no en vano el nombre en clave era cefalópodo, sí habéis oído bien :D. En la primera parte surcábamos un mar de infestado de minas antisubmarinas a bordo de una lancha neumática. Había que saltarlas calculando al milímetro cada acción para no morir en el intento. Continuábamos con una misión de inmersión hasta dar con la base de submarinos enemiga. Una vez dentro comenzaba la segunda parte del juego, no sin antes introducir la clave correspondiente (los de Dinamic eran incorregibles). Ya dentro de submarino el objetivo final era colocar las cargas explosivas y escapar con vida.

Pantalla de carga de Navy Moves

Posteriormente se publicó Artic Moves en 1995 que no se pudo disfrutar en MSX ni en el resto de 8 bits (muertos comercialmente hacía ya unos cuantos años) y hubo planes de una cuarta parte: Desert Moves de la que nunca se supo nada.

Pero basta ya de reseñas históricas y enciclopédicas. Hablemos ahora del juego que nos ocupa: Navy Moves beta 3.0 que he podido al fin probar en el PC.

Significa la resurrección de la saga estrella de «Dinamic», ahora materializada en FX Interactive (los hermanos Ruíz están detrás de ella) con este nuevo juego que lleva el nombre de la segunda parte. De hecho hasta la carátula (provisional, seguramente) es la misma que la del clásico de 1988, dibujada por Luis Royo ¿A qué mola?

Entre misiones se nos ofrecen una serie de escenas cinemáticas que narran la historia del juego con un doblaje sobresaliente y unos gráficos un poco regulares, la verdad. A mí no me han convencido del todo.

En esta beta podemos jugar dos misiones muy diferentes:

  • La primera está inspirada en la primera parte del clásico Navy Moves, manejando una lancha neumática a toda velocidad, evitando a los enemigos y las minas flotantes. El control es sencillo: cursores para controlar la dirección, la barra espaciadora para disparar y control izquierda para saltar. Los gráficos están bastante bien, no son nada del otro mundo pero quedan requetebién en el juego. Yo destacaría sobretodo la sensación de velocidad y el control preciso de la zodiac.
  • Una vez alcancemos la isla, tomamos el control del otro personaje al volante de un 4×4 militar tipo Hummer, armado con misiles tierra-aire que nos serán de utilidad para eliminar a los molestos helicópteros que nos atacarán desde todas direcciones. Además del disparo, tenemos que ser hábiles con los saltos para evitar los huecos que hay en el puente y los socavones del terreno, culpa de los disparos de los enemigos. El control del todoterreno aquí es un poco más complicado porque el vehículo tiende a derrapar y golpearse con los bordes del camino. El salto es espectacular pero en mi opinión el vehículo a veces parece una pelota de goma con tanto rebote; le falta sensación de gravedad.

Una vez terminada la segunda misión nos queda disfrutar del modo arcade con el que podemos poner nuestras habildades a prueba con el resto de la comunidad de jugadores, haciendo uso del sistema WAMUP, que no es otra cosa que pagar a través de SMS para seguir jugando.

En definitiva a mí es un juego que me ha gustado y que recomiendo a todos. Además, tiene el sabor de los clásicos que podéis rememorar con las dos primeras misiones. La jugabilidad es bestial y por lo que he probado me parece un juego muy divertido, un arcade a la vieja usanza, sin complicaciones.

Más información y descarga de la beta 3.0 en la web oficial.

Deja tu comentario sobre esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: