MSXBlog

Los Patitos Feos del Software Español 26 (II): “Patitos” a cinco duros

Artículo original de The Punisher, publicado en su blog.

Copiones, sinvergüenzas y Amigueros

Mientras las demás compañías españolas, se estrujaban los sesos para crear productos competitivos y en la medida de lo posible, originales, otras, mucho más modestas, metían mano de lo que tenían y copiaban ideas y conceptos a diestro y siniestro, algunos con distribución internacional incluso.

Con sólo un juego en su haber, esta compañía desapareció como había llegado, sin mucho ruido, supongo que era porque esta recreativa era muy “sospechosa”, veamos por que.

1- Buccaneers (Duintronic) (1989)

  • Tipo: Juego de ostias
  • Equipo: Duintronic

Con este “peaso” poster, con teta fuera y todo, se nos presentaba uno de los pocos juegos de lucha españoles, con temática de piratas y mucha acción, y que la mayoría de nosotros recordamos haber visto en algún que otro salón recreativo.

La fama de Buccaneers lo llevó a “casi” convertirse en un juego de ordenador de la mano de los irregulares “Mar Entertainment” que a juzgar por las pantallas que el propio grafista del juego nos proporcionó, iba por muy buen camino, por lo menos se parecía a la máquina.

Gráficos recuperados de la versión de Amiga

Pero este juego, bastante decentillo, y en la la línea de los arcades de la época, esconde un oscuro secreto

Una vez más, Juan Carlos Sánchez Álvarez, el grafista de Mar, nos dio a pista, diciendo que este juego usaba código de otros juegos de leches, posiblemente “Golden Axe”.

Comparando, no vimos muchas similitudes con la placa de Sega, pero si con otra de IREM, nada menos que Vigilante, y son demasiadas para ser una coincidencia.

¿Me atas los cordones por favor?

En primer lugar, Buccaneers usa una placa propietaria de Irem, la M75, y el juego de Duintronic es el único que la usa a parte de los juegos de Irem, ¿curioso, no?. En segundo lugar, los efectos de sonido son los mismos que en Vigilante, y las acciones que realiza nuestro personaje también. Resulta curioso, que a pesar de llevar una espada, ¡nunca la usamos!, sólo nos defendemos con nuestro cuerpo.

¡Alehop! y me planto en la jeta del enemigo

La tercera y definitiva prueba no puede ser más simple, sólo hay que jugar un par de partidas a los dos, y os daréis cuenta de que son el mismo juego.

Con un solo juego, yo no sabía nada de esta gente hasta que me he puesto a hacer este “patito”, pero desde luego, viendo su único juego, más les vale que hayan pasado desapercibidos.

1- Steel Force (1994)

  • Equipo : Javier Maura, Miguel A. Carrillo
  • Tipo: Clon descarado de Alien Breed

En España, a menudo nos quejábamos de que no hubiera juegos de 16 bits españoles, y uno se preguntaba a donde había ido a parar el talento patrio en este campo. Con esta y muchas de las recreativas que vais a ver a partir de este punto, os quedará más que contestado, porque la peña, estaba usando el Amiga para crear recreativas, y encima a veces ni siquiera se molestaban en crear juegos nuevos, simplemente los copiaban.

¿¿Esto es para Amiga 500??

Y es que este “Steel Force” se podría haber llamado perfectamente “Alien Breed: The Arcade“, porque es un calco casi exacto del juego de Team 17 de Amiga, sólo que aquí en vez de Aliens los enemigos son mayormente robots y humanos, no hay ordenadores que consultar y con hacer el loco esquivando, podemos pasar de fase. Tampoco tenemos que buscar ninguna llave para abrir las puertas (nos vale con volarlas en pedazos), y el juego en general es más rápido que el AB.

Lo más curioso, es que sus autores alternan el “homenaje” (por llamarlo de una manera fina) al AB, con los escenarios de otro conocido juego de Amiga, el Chaos Engine de los Bitmap Brothers, fijaos sino en estas dos pantallas, una con la nave del AB y la segunda con casi los mismos tiles de mapeado que el Chaos Engine.

¡La nave del Rico Holmes!

Qué divertido es el Chaos En… perdón, Steel Force

En cuanto los gráficos y el sonido, pues “Amiga 100×100″, aunque las músicas, que son unos “loops” insoportables, parecen haber salido de los primeros juegos de Amiga y ST, cuando nadie de molestaba en componer melodías, bastaba con digitalizarlas a pedazos.

Esta empresa murciana tuvo un considerable número de lanzamientos, que viendo como son, seguramente no lograron gran distribución (bares y pubs a rabiar).

La placa elegida por TCH era basada en Amiga, y eso se nota en casi todos sus juegos, especialmente en el apartado sonoro, donde llegamos a escuchar incluso “MODS” como parte de la banda musical.

1- Action Hollywood (1995)

  • Tipo: Arcade
  • Equipo: Overkill Group (Marcos Hernández,
    José L. Sánchez, Xavi Artigas)

Poniendo en una coctelera Pac-man, Swkeek y algún que otro juego más, seguramente tendríamos un resultado parecido a este arcade de vista aérea.

Action Hollywood, como su nombre sugiere, transcurre en escenarios cinematográficos, en los que nuestro actor protagonista tendrá que ir “girando baldosas” para pasar de nivel.

Después de una presentación que imita al famoso León de la Metro, nos encontraremos con una selección de “escenas” de distintas películas.

Me han hecho papilla el duodenorrr

Así, el “chico de la película” protagonizará aventuras a lo “Indy”, películas de terror, de la edad media o del espacio, cada una con sus particularidades.

En cada decorado, más o menos tendremos que hacer lo mismo, aunque la ambientación está bastante cuidada y el aspecto del personaje principal y sus armas, cambian para adecuarse al escenario.

Indiana Jones y El Amperio Perdido

Técnicamente Action Hollywood está bastante bien, y a los “amigueros” seguro que os encanta, porque su apartado sonoro está repleto de “amiguismos”, desde los sampleados sacados de otros juegos, hasta la banda sonora que suena como cualquier MOD de Protracker.

En el espacio… nadie te devolverá tus cinco duros…

Los sonidos, no dejan de ser curiosos, ya que tiene desde el famoso “Welcome” de Frankie Goes To Hollywood hasta algunas digitalizaciones de voz en “Inglés de Vallecas” (en este caso de le Huerta Murciana), de esas que si alguien de fuera de España las oye se va a estar partiendo el pecho durante horas.

2- Kick Goal (1995)

  • Tipo: Fútbol Sala
  • Equipo: TCH

Optando por la mecánica arcade 100X100, este juego de Fútbol al estilo Neo Geo, destaca por su rapidez y sencillez de control, pero por desgracia no ofrece mucho más, aunque en conjunto resulta entretenido para gastarse unas monedillas (siempre y cuando juguemos contra alguien).

Si, esta es la resolución de la pantalla del juego…

Desde luego, no esperéis de este juego una obra maestra del campo futbolero, porque os encontrareis con gráficos regulares, equipos sin nombre, animaciones cutrillas y una pelota que en ocasiones parece controlada por el mismísimo Diablo.

3- Monsters World (1994)

  • Tipo: Clon/Hack de Pang
  • Equipo: TCH

Para uno de sus primeros juegos, la gente de TCH se pasó al “lado oscuro”, ya que Monster´s World es el Super Pang de Mitchell desencriptado y corriendo sobre otra placa, la que la propia compañía había fabricado para Top Spin, su juego de Ping Pong.

Además de ser una hackeada.. ¡es horrorosa!

Si conocéis el juego original, poco hay que contaros de esta recreativa, ya que básicamente es lo mismo, pero con sonidos ripeados de otra parte y gráficos algo más “terroríficos” (en todos los sentidos), que se mezclan (mal) con los fondos.

En líneas generales es más difícil, sobretodo porque si no metemos mano de los “switches” de la máquina, jugamos con una sola vida.

4- Speed Spin (1994)

  • Tipo: Ping Pong
  • Equipo: TCH

Aparentemente, el primer juego de TCH es este Speed Spin, un simulador de Ping Pong, que copia y mejora el famoso juego de Konami.

En Speed Spin podremos competir contra 7 países a nivel internacional o de amiguetes con un juego muy bien realizado a nivel técnico, se controla bien y es bastante jugable.

¡Que se me pierde la bola!

Los gráficos son correctillos, al fin y al cabo es un juego de Ping Pong, así que no hay que esperar nada del otro Mundo, pero aún así hay algunos detalles de agradecer, como las animadoras en los torneos internacionales o los muñecos de tiza que escriben con su cuerpo (o sea con tiza), los puntos en el torneo de “barucho”.

Globalmente está muy bien, lo único que le da 30.000 patadas es esa música de dramón sudamericano que suena en el menú, o los “loops” que se oyen durante el juego.

Convertidos hoy en día en una empresa de electrónica industrial, con sede en Viladecans, el nivel de los juegos de Nix es similar al de TCH, pero con una mayor calidad técnica, aunque todos son copias descaradas de arcades de la época.

1- Genix Family (1994)

  • Tipo: Clon de Pang
  • Equipo: Argi Salvador, Carlos Barahona, Fernando Yago,
    Manuel Baena, Jordi Zudaire, Yolanda Plaza, Lourdes Marcos,
    M. José Gálvez, Tomas Bases, Xavier Tobella, Arthy

Si en Pang controlamos a un par de hermanos, no hay motivo por el cual no podamos controlar a una familia entera en este clon del juego de Mitchell.

Genix Family es idéntico a Pang, pero cambiando los gráficos y la ambientación, y su acción transcurre en el Lejano Oeste.

¡Cuidado con la pelota de Nivea!

En realidad, si que hay algunas diferencias, que básicamente hacen que el juego sea un poco más fácil, como la existencia de magias que ejercen de barrera (que podemos usar hasta que se gasten), y que tenemos una barra de energía, vaya, que no nos matan al primer toque por lo menos.

Jugablemente es bastante potable, y en general te “pica” un ratillo, incluso las músicas del “Far West” son buenas y las animaciones de la intro son cachondillas.

2- Pirates (1994)

  • Tipo: Clon de Cabal
  • Equipo: Argimiro Salvador, Carlos Barahona, Fernando Yago,
    Tomas Bases, Lourdes Marcos, Yolanda Plaza, Xavier Tobella,
    Manuel Baena, Arthy, Jordi Zudaire, Mikel Asurmendi

Hay que ver la de gente que hace falta para copiar un juego, y sino fijaos en el kilométrico staff de “personal” que nos podemos encontrar al final del todas las fases, ¡Si hubieran hecho un juego propio, serían 200 personas!

Fuera coñas, este no es el único juego existente en los arcades que copia al gran Cabal, pero lo hace con bastante gracia. Sin llegar a ser tan bueno como Blood Brothers, pero para mi gusto está bastante por encima de algunos clones como NAM-1978 de Neo Geo.

«Amplia casa solariega, nueva a estrenar»

Visualmente mola mucho, y nos encontramos con todos los detalles que suelen tener este tipo de juegos; fondos animados, casas que se destrozan, bonus ocultos en cualquier rincón…incluso el sonido es brillante, aunque la voz de la intro parece que esté grabada a “grito pelao”.

3- Hot Blocks – Tetrix II (1992)

  • Tipo: Tetris “destapao”
  • Equipo: Desconocido

Antes de meterle mano al Amiga, la gente de Nix hizo un primer experimento con elementos “peceros”, más concretamente con una placa con el procesador Intel 8088, pero ¡atención!, con un chip de sonido AY, el que llevaba mi querido Spectrum y otros ordenadores de los 80, como el Atari ST o el Amstrad CPC.

Esta combinación tan curiosa la usaron para uno más de los millones de clones de Tetris, con cosas curiosas como “items” durante el juego o fulanas desnudas como fondo de nivel.

En líneas generales es regularcillo, pero no os aconsejo que juguéis contra el ordenador, porque la CPU que es una hija de su madre.

España conquista Japón (y de paso el Mundo)

Fundada en 1987, Gaelco, es sin duda, nuestra compañía de recreativas más internacional, una de las pocas que ha logrado ganarse el mercado Estadounidense y Japonés. Os preguntareis que hace en esta entrega de los “Patitos”, simplemente porque se lo merecen, y el hecho de que no hayan podido ser profetas en su propia tierra (a excepción del World Rally y a lo mejor el Radikal Bikers), bien les merecía este pequeña retrospectiva de sus mejores arcades (siempre teniendo en cuenta los que están emulados, por supuesto).

Entre la “plantilla” de Gaelco, encontraremos a legendarios programadores, nuevas esperanzas y otros con no tan buena fama, en definitiva, parece que la compañía barcelonesa fue la tabla de salvación de los que no aguantaron la llegada de las consolas y el declive de los ordenadores de ocho bits.

Si queréis saber algo más de como se trabajaba en Gaelco, lo mejor que podéis hacer es leeros esta entrevista de Retrovicio a Xavier Arrébola, uno de los “cerebros” de alguno de los éxitos de la compañía.

1- Alligator Hunt (1994)

  • Tipo: Clon hipervitaminado del Cabal
  • Equipo: Luis Jonama, Alexander Ekjanov, Diego Campos,
    Xavi Fradera, Toni Rodriguez, Javi Arrebola, Esteve Polls,
    Tony Yeste, Joan Sanmarti, Josep Quingles

Se pueden clonar clásicos de manera burda y que todo el mundo se da cuenta, pero se pueden clonar juegos y hacerlo con estilo, de tal manera que parezca que es un juego completamente original. Este es el caso de Alligator Hunt, un clon de Cabal, tan bien realizado, tan variado y adictivo, que ni nos daremos cuenta que se parece en exceso a otro juego.

Protagonizado por un par de mozalbetes chulescos subidos en un skate, en este trepidante arcade destrozaremos decorados y despedazaremos a robots del tamaño de un edificio acompañados de unos más que decentes riffs de guitarra (aunque sospecho que son loops, porque a veces suenan de manera desordenada), la acción es trepidante, y el control roza la perfección, constituyendo uno de los mejores arcades de los 90.

Dispara mamoncete.. que tengo barrera

John Connor… ¡ayúdame!

Además de esta gran jugabilidad, contamos con gráficos gigantescos, que incluyen incluso explosiones y algunos enemigos renderizados, y multitud de efectos a lo “Neo Geo”. La acción principalmente, transcurre en dos tipos de fases, la que es a pie, y otra en que controlamos una nave, que es casi exacta a la anterior, en realidad se hace un poco raro controlar el vehículo porque parece que la nave camine al tener el mismo sistema de control que en las fases “a pie”, y no da la sensación de que avancemos por el decorado, sino que más bien estamos “puestos”.

2- Bang (1998)

  • Tipo: Galería de tiro
  • Equipo: Bit Managers

En una época en que los salones de máquinas estaban repletas de “juegos con pistola” en 3D y con gráficos digitalizados, Gaelco y mis amiguetes de Bit Managers crearon este divertido arcade de disparo por fases, en el más puro “pixel art” y adictivo como el que más y con una dificultad endiablada, ¡Dame tus monedas de 20 duros, forastero!

Aunque parezca una copiada de juegos como Point Blank de Namco os contaré algo muy curioso, y es que en 1994 (si mal no creo recordar), los chicos de Bit Managers, programaron un juego que ya sentaba las bases de este Bang!, para la pistola Gunstick de Spectum, el juego se llamaba “Shooting Range: Mix 1, y tenía una mecánica, decorados y fases muy, pero que muy similares, ¿os inspirasteis en este juego amigos?.

Uno de los primeros juegos de disparo por pruebas…

Bang! es un vicio, pero chungo de narices, tanto que hay que disparar como si tuviéramos una metralleta, por suerte en la mayoría de las pruebas tenemos las balas ilimitadas y podemos meter toda la caña que queramos a la pistola, aunque lo que es agotador de hacer con el ratón en el MAME, os puedo asegurar que os destroza vivos con una pistola en el arcade, ¡menudo cansancio en los dedos del gatillo!

La cama de este hotelucho te daja «acartonao»

¡Socorro!, ¡quieren obligarme a leer este blog entero!

No es de extrañar que un juego como Bang! fuera distribuido en Japón, porque cualidades no le faltan. Adictivo, divertido, bien programado… y su gráficos son absolutamente “mangakas”, por lo que este “Gun Gabacho” (nombre de Bang! en Japón), encajó perfectamente en tierras niponas.

3- Big Karnak (1991)

  • Tipo: Beat Em Up (Mezcla de Castlevania con Ghost And Goblins)
  • Equipo: Luis Jonama, Albert Sunyer,
    Tony Yeste, Xavier Arrebola, Josep Quingles

Los creadores del notable Ambush de Tecfri, se juntan con algunos fichajes de Gaelco para dar luz a la primera recreativa comercializada por la compañía barcelonesa. Big Karnak, apenas tiene originalidad, pero en las recreativas, ¿quien la necesita?. El desarrollo del juego es un pastiche de Castlevania con Ghost N´ Goblins ambientado en Egipto y con atlético faraón como protagonista.

El desarrollo es simple, matar a todo lo que se mueva, pero los programadores nos sorprenden con infinidad de detalles que nos ayudan a “entrar en materia”, como el hecho de tener que pulsar interruptores para avanzar, activar puertas, trampas.. como si estuviéramos de verdad en las entrañas de una truculenta pirámide.

Los decorados son tremendamente detallados, y algunas cosas me resultan muy simpáticas, como por ejemplo la manera en que el faraón se toca su espalda adolorida después de caerse por un agujero, el devolverle los cocos a los monos con nuestra espada o que si se termina el tiempo nos fulmina un rayo.

Egipto: Pirámides, paisajes increíbles, esqueletos gigantes de tres metros…

Dicen las malas lenguas que en Big Karnak hay digitalizaciones de otros juegos como Double Dragon o que uno de los enemigos finales es un clon de Karnov, tal y cual aparecía en Dragon Ninja, pero no es algo que importe mucho cuando te estás divirtiendo.

Se me pierde el botón del ascensor…

Las fases son bastante variadas, y alternaremos exteriores de los que sólo tenemos que avanzar, con interiores en los que podemos tomar varios caminos, en algunos decorados usaremos armas, y en otros nos defenderemos contra los final bosses como unos machotes, con nuestro legendario “ostión del Nilo”.

4 – Biomechanical Toy (1995)

  • Tipo: Disparo y plataformas
  • Equipo: Zeus Software (Raúl López, Ricardo Puerto,
    Maite R. Otxotorena, Juanma Ripalda, Andreito Lobero)

Si en España había un grupo de programación capaz de crear una recreativa excepcional, esos eran los chicos de Zeus, que ya nos dejaron con la mandíbula por los suelos cuando nos mostraron sus artes en el tremendo Risky Woods de Dinamic, y Biomechanichal Toy es esa recreativa excepcional.

Si bien es verdad que en este juego no encontraremos nada que no hayamos visto antes, todo lo que vemos es para quitarse el sombrero.

Unos genios con muy mal genio…

Es como si Zeus hubiera mezclado en un batidora Gunstar Heroes, Risky Woods y Alicia En El País de Las Maravillas, mezcla que lejos de ser rara, es perfecta.

Como os podéis imaginar por el nombre, el “prota” de este arcade es una especie de “Terminator de juguete”, que tiene que detener al malo de turno y todos su secuaces a pilas. En nuestro camino encontraremos cartas locas, virus de ordenador, alfiles asesinos.. pero todo tamaño miniatura.

El arquitecto de esto tenía problemas con la droga…

Al jugar con Biomechanical Toy, tengo la sensación de estar delante de un juego de Amiga o de Consola más que de recreativa, a lo mejor es por los efectos de sonido reciclados de Risky Woods (del que también toma algunos enemigos, pero con cara de más mala leche, como las abejas), o por que la acción es plataformera 100×100, algo no muy habitual en los arcades.

¡¡¡Ramón Rodriguez From Hell!!!

Pero si algo distingue a este juego del resto de los salidos de la factoría de Gaelco, es la desbordante imaginación de Maite R. Otxotorena, la grafista del juego, cuyos diseños dotan al conjunto de una personalidad propia, que no deja de sorprendernos a cada fase que avancemos. No importa que el desarrollo sea un poco repetitivo, porque al igual que ocurre en los juegos de Treasure, siempre vamos a querer jugar y ver más.

Deja tu comentario sobre esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: