Los comienzos de Opera Soft y su relación con el MSX

En 1986 los MSX2 comenzaban a desembarcar en nuestro país. La compañía holandesa Philips realizó una campaña importante de publicidad para promocionar sus diferentes modelos. Y como un sistema nuevo necesita juegos de los que alimentarse Philips buscó ayuda para despegar en ventas. Fueron cinco chavales los que se cruzaron en el punto de mira de la compañía y los que a la postre conformarían Opera Soft, una de las más importantes compañías desarrolladoras de videojuegos de nuestro país.

Estos protagonistas eran Pedro Ruiz, Paco Suárez, José Ramón Fernández, José Antonio Morales y Carlos Alberto Díaz de Castro (cuatro programadores y un grafista). Philips Ibérica contactó con Amstrad España para que les hiciera las versiones MSX de sus juegos. Como nuestros protagonistas no estaban demasiado contentos con el rumbo que estaban tomando las ventas de software, pensaron en emanciparse. Philips supo leer la situación y sondeó qué es lo que necesitaban para empezar a trabajar por su cuenta. Su respuesta fue muy clara: un  PMDS.

Fuente: http://sinclairql.speccy.org/articulos/historia/starmouse.htm

Fuente: http://sinclairql.speccy.org/articulos/historia/starmouse.htm

¿Y qué es un PMDS? Estas siglas corresponden a Philips Microprocessor Development System. Se trataba de un súper ordenador que costaba alrededor de 7.000.000 pesetas (4.200 euros actuales). Tenía un procesador Motorola 68000, 20MB de disco duro y 256MB de RAM. A él se conectaban diferentes terminales dotados de un teclado y un monitor monocromo. Con esta disposición podían trabajar hasta un máximo de cinco personas. Los programadores realizaban su trabajo en los terminales y podían depurar el código de una manera rápida y cómoda ya que el PMDS emulaba diferentes sistemas (Amstrad, Spectrum y MSX).

Philips les ofreció la posibilidad de trabajar recibiendo de manera gratuita las versiones MSX de los juegos que realizaran. Este era sin duda un trato beneficioso para ambas partes que permitió el nacimiento de Opera Soft como empresa. Según sus cálculos, para pagar el PMDS tenían que publicar unos siete juegos (un millón de pesetas cada uno). Y Opera Soft se comprometió con Philips a crear un entorno de trabajo con ventanas junto con un paquete ofimático integrado para los MSX de segunda generación, de ahí nació EASE, publicado en 1988. Pero antes vieron la luz varios juegos que en su versión para MSX de segunda generación rebosaban calidad: The Last Mission, Livingstone Supongo y Goody.

EASE (Philips Desktop) v1.4Estas versiones se distinguían de las de MSX porque se distribuyeron en disco con un envoltorio de cartón mucho más bonito y además con gráficos a todo color aprovechando la paleta de los hermanos mayores del estándar. Además, cada uno de ellos mostraba una pantalla de carga con la imagen de la carátula del juego en SCREEN 8.

The Last Mission  - Versión MSX2Con estas versiones fue fácil ilusionarse con Opera Soft. Pero tan pronto se acabó el contrato con Philips pasaron a hacer lo mismo que el resto de compañías de software español, es decir,  conversiones directas de Spectrum a MSX. Esto no quiere decir que los juegos que vinieron vinieran después fueran malos; simplemente no se notaba el mismo tacto y atención que habían tenido con sus primeras producciones. Cuestión de ventas.

Parte de la información publicada en el artículo ha sido extraída de Ocho Quilates – Una historia de la Edad de Oro del software español, escrito por Jaume Esteve.

6 Respuestas

  1. Konamito dice:

    La verdad es que los libros de Ocho Quilates son una obra de consulta y lectura imprescindibles para saber qué fue lo que se cocinaba en las trastiendas de las compañías españolas de software de la época.

    Gracias a lo documentado en los libros mencionados pude al fin comprender el porqué de los juegos MSX2 de Opera Soft y su posterior abandono de la calidad gráfica en el estándar japonés.

  2. manolito74 dice:

    Sí, a mí me sonaba más o menos la historia-matrimonio Philips-Opera Soft. Una pena que ese “matrimonio” no hubiera durado más tiempo. La verdad es que Philips cuidaba mucho sus Productos con esas Aplicaciones y buenos Manuales. Una pena que al MSX-2 en general no se le hubiera dado más Publicidad por parte de las Compañías y mejor trato por ciertas publicaciones. 🙁

  3. entebras dice:

    Es una pena que esta estrategia no durase más, una versión dedicada para MSX sería algo glorioso…

  4. @polroc dice:

    Cuidao, eh, cuidao… 😀
    Que 7 millones de pesetas no son el contravalor de 4200 euros, sino de 42000, poca broma.
    (Luego estaría el tema de que estamos hablando de hace 30 años, la evolución del coste de la vida, cambios de precios en según qué tipo de artículo, evolución tecnológica, marco legal [impuestos, aranceles] y bla-bla-bla)

  5. El ultimo de Valdepiñas dice:

    Estas versiones de MSX2 están entre los mejores juegos de 8 bits de la historia.

    En los 8 bits hay realmente grandes joyas: head over heels & batman, abadia del crimen, spirits, usas, metal gear, salamader, abu simbel, spirits, temptations, penguin adventure…sin olvidar algunos para nes o master system (habéis jugado al Wonder Boy III The dragon trap para Master System/Turbografx?)

    Hablando de Tutbografx, o PC Engine (su historia está detallada en la genial revista Retromaniac), parece que fue la heredera del MSX (lo que daría por poder jugar al Dragon Half, Snatcher ,Castlevania Rondo of.Blood…solo sé emular sus ROMs)
    Tras los.16.bits (Zelda: a Link to the past, Earthbound, Chrono Trigger, Final fantasies, Flashback, Shinning force 2, Castle of Illusion) los juegos perdieron ese encanto y magia…

    • El último de Valdepiñas dice:

      Bueno, entre los juegos de 16 bits también se podría incluir el Illusion City o el Fray del MSX Turbo—R,?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.