MSXBlog

Recuerdos de 8 Bits – Gonzzalezz

Fuente: Recuerdos de 8 Bits.

Pesadillas, un despertador que no cesa de sonar, músicos callejeros, pieles rojas, es casi imposible dormir ¡Apaga el despertador! ¡Localiza una Hamaca! y duerme una buena siesta (si puedes).

En esta aventura encarnamos a un mejicano que está durmiendo plácidamente su siesta diaria pero un molesto despertador no deja de sonar. Nuestra misión será la de apagarlo lo antes posible para que nuestro sueño sea completo, reconfortante y reparador. Una vez conseguido nuestro propósito, pasaremos a la segunda carga donde a nuestro intrépido héroe le vuelve a entrar la modorra y tendrá que recorrer un desierto, deshacerse de todos los enemigos que salgan al paso y llegar hasta donde está su hamaca para poder volver a caer en los brazos de Morfeo.

Primera carga: El Sueño

¡Les he dicho mil veces que ya tengo aspiradora!

En este modo de juego nos encontramos con un plataformas clásico y sencillo (en apariencia, no en dificultad). Los controles son O,P y espaciadora para el salto. Nuestro personaje tendrá que desplazarse por la pantalla saltando, planeando e intentando no tocar el suelo porque si no perderemos una vida. Además, habrá enemigos que nos dificultarán nuestro camino tales como imanes, aspiradoras voladoras, martillos… y alguna trampa que nos hará retroceder varias fases.

Hay un tiempo limitado para completar nuestra travesía antes de que el despertador nos fastidie nuestra reconfortante siesta. Su dificultad está bien ajustada y con un poco de práctica lograremos pasar muchas fases.

[youtubecJoLZuwS8iM nolink]

Segunda carga: ¡A por la Hamaca!

Tipi dulce tipi

La segunda carga cambia y se convierte un un arcade de scroll lateral. Los controles son los clásicos O,P,A,Q y espacio. Agacharse también vale para dejar/recoger los objetos del suelo y para entrar en los edificios (la iglesia, la tienda del jefe y el saloon) . Hay un inventario donde se podrán almacenar un máximo de 4 objetos y para seleccionarlos las teclas son 1, 2, 3 y 4. Entre los objetos nos encontraremos armas como la pistola (con munición limitada) o el cuchillo, que son imprescindibles para poder avanzar.

Tendremos que recorrer desiertos y ciudades plagadas de enemigos, entre los que nos enfrentaremos a indios, escorpiones, ranas y una multitud de personajes que querrán frenar nuestra andadura hacia una nueva siesta. Los ataques de los animales nos quitarán energía y los humanos, directamente, una de nuestras valiosas vidas. Podremos recuperarnos recogiendo las barras de pan y las botellas que encontremos.

Esta parte es mucho más complicada que la anterior. Para saltar hay que coger carrerilla y no siempre responde como quisiéramos. Otro fallo que le encuentro es que con tanto colorido a veces no se distinguen bien todos los personajes que hay en la pantalla.

Un personaje carismático con una misión un tanto subrealista, ¿lográsteis alguna vez acabar este juego?

  • Juego: Gonzzalezz
  • Genero: Primera carga: Plataformas / Segunda Carga: Arcade
  • Año: 1989
  • Programación: Opera Soft
  • Distribución: Opera Soft
  • Dificultad: Primera carga: Media/ Segunda Carga: Alta
  • Comentario: La primera carga con un poco de práctica se puede finalizar sin muchas complicaciones. La segunda carga es más difícil y merece la pena ir avanzando y ver lo variopintos que son los enemigos que intentan pararnos.

5 comentarios sobre «Recuerdos de 8 Bits – Gonzzalezz»

  1. Recordaba la primera carga como juego distraido y la segunda como bastante insufrible, ya veo que no me traiciona la memoria XD

  2. La verdad es que a mí tampoco me resultó un gran juego en su día, pero a día de hoy me pica la curiosidad de si lo vería con mejores ojos dándole una segunda oportunidad.

  3. Desde el momento que los juegos eran mas de spectrum que de MSX dejé de jugarlos!!!
    Esta gente olvidó lo que eran los sprites y el consiguiente problema de los 5 sprites en linea …. 🙁
    Viva Konami

  4. El juego en sí no era malo, pero es cierto que programando para MSX podía dar mucho más de sí.
    La primera parte la recuerdo más divertida.

Responder a Dario Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: