MSXBlog

Mi madre y el MSX

El domingo pasado fue se celebró el Día de la Madre. Compartí la historia de Diego Ramírez y su madre y pensando en la mía, decidí escribir unas líneas que comparto con todos vosotros en plan batallita del Abuelo Cebolleta.

Alguna vez he hablado de mi padre en MSXBlog pero nunca he hecho lo propio con mi madre. Lo cierto es que no hay demasiadas anécdotas que contar de mi madre en relación con el MSX. El ordenador en casa no era una cosa que le interesara demasiado y me imagino que pensaba que era algo más de «hombres». Mi padre y mis hermanos sí que le dimos caña al ordenador, pero ella se mantuvo al margen.

Pero voy a hacer un poco de memoria…

Mi primer recuerdo es de los veranos, largos y calurosos en casa. Jugábamos con nuestro MSX2 conectado al televisor del salón y con una manta o sábana convenientemente colocada en el suelo para evitar marcar el suelo con el sudor de nuestras piernas (cosas de madres). Sí, jugábamos con el MSX2 puesto en el suelo del salón y conectado al televisor. Desde luego no era la posición más cómoda para trabajar, y menos cuando había que teclear interminables listados MSX-BASIC. Aún así disfrutamos muchísimo sentados o a veces incluso tumbados frente al televisor.

Mis hermanos y yo teníamos pánico al momento en el que mi madre pasaba por el salón dispuesta a fregar el suelo y comenzaba a darle a la fregona por detrás del mueble donde estaba el televisor. En más de una ocasión tiró sin querer del cable de alimentación y perdimos el progreso conseguido en un juego o el listado que con gran sacrificio habíamos tecleado. Cuando ella aparecía por la zona con fregona en mano se mascaba la tragedia.

De jugar, solamente Thunder Ball le llamó la atención lo suficiente como para sentarse en alguna ocasión a jugar con nosotros. Ella no entendía cómo funcionaba ese cacharro al que estábamos tan enganchados.Y tampoco tuvo nunca interés en aprender.

¿Y vuestras madres? ¿Qué recuerdos tenéis de ellas?

Un comentario sobre «Mi madre y el MSX»

  1. Madre no hay mas que una (cuanta razón)

    A la mia no recuerdo haberla visto interesada en el msx cuando era un crio, supongo que tampoco tenia mucho tiempo para ello. El Msx lo veia como una maquina de juegos, aunque ya de pequeño me gustaba programar y no todo era jugar.

    Ahora en la jubilación si se ha interesado por la informática, pero le ha durado un par de años, De vez en cuando utiliza un portatil para escribir con un procesador de textos, menos da una piedra 🙂

Deja tu comentario sobre esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: