Los «Patitos Feos» del Software Español 10: Positive

A finales de los ochenta, y viendo que no encontraban cabida en otras compañías, un grupo de chavalotes, se deciden a fundar su propia empresa de juegos, el resultado de esto fue Positive, un «bicho raro» en el panorama del Soft Español, ya que sus juegos, intentaban, como mínimo, no parecerse a lo que estábamos acostumbrados (aunque al final terminaban siendo más de lo mismo).

Estos chicos, tenían una manera muy particular de ver las cosas, solo hay que ver la delirante entrevista que les realizaron en Micromania, de la que yo, no saco absolutamente nada en claro, salvo que esta gente estaban como una chota.

Esta locura, también se veía reflejada en el marketing previo a los lanzamientos, y por ejemplo, nos podíamos encontrar con cosas como esta, en un pequeño rincón de Microhobby

Luego, unas paginas más adelante, por supuesto, estaba el cartel del juego,. Además, todos los juegos lanzados tenían un «Fase» y un número, por ejemplo, el primer juego lanzado será «Fase 1?, y así sucesivamente

Sus manuales de instrucciones son una cachondada, y casi ninguno es en serio, y por si fuera poco, se burlan claramente de los términos empleados por Dinamic en sus juegos (Triple Scroll F/X, Doble Carga Dinamic etc), y utilizan nombres tan rimbombantes y ridículos como «Hiper Scroll Glide» o «Hipnotic Audio System».

Los juegos de Positive, no pasaron a la historia porque se perdieron entre la maraña de lanzamientos de la época, y como veremos, no eran nada del otro jueves

Bienvenidos al loco mundo de Positive, en el que conviven mercenarios con guitarra eléctrica, naves-rata y macizorras venidas de otra dimensión.

1- African Trail Simulator

La primera vez que probé este juego, me pareció una copia del Genial Super Scramble Simulator de Gremlin, pero una mirada más detallada, me deja claro que African Trail simulator, es una bestia completamente distinta.

Versión MSX

En este juego, tenemos que atravesar el África en una moto, sin más ayuda que el de una brújula y un mapa. No intentéis hacer como yo, que en las primeras partidas, redefinía las teclas y me ponía a jugar sin más, porque si hacéis así, no le veréis la gracia.

Antes de subir a la moto, tenemos que equiparnos con algunos objetos, básicos, como puede ser la brújula, que nos indicará cuando tenemos que tomar un desvío y el mapa, para a saber cuan lejos está cada una de las metas.

Luego, más adelante, es posible que necesitemos la pistola (para sacarnos a los otros pilotos de encima), y el combustible extra.

Si Hamilton tuviera este equipo

El control de la moto, dista mucho de ser simple, porque además de acelerar o frenar, podemos hacer el caballito, y tenemos que intentar mantener la moto centrada, si no queremos caernos y perder una vida. Esto se consigue, fijándonos en los mapas del recorrido y centrando el punto que indica la posición de la moto, con las teclas de derecha e izquierda.

Versión Amstrad CPC

ATS, es sin duda original, pero es muy aburrido, ya que todas las fases son casi iguales, sólo cambiando el color de fondo, y aunque las animaciones de los motoristas son muy buenas, no se ven acompañadas por ningún otro detalle.

Versión PC

En cuanto al sonido, estamos ante una de las peores músicas que he escuchado en un chip AY, solo superada por las de los otros juegos de la casa (al final de esta entrada, podréis tener el dudoso honor de escucharlas). Las versiones, pues como siempre Spectrum y MSX son hermanos gemelos, y destacan especialmente la de Amstrad y la de PC, que cuentan ambas con gran colorido y mejores sonidos en PC.

Extras: Ficha en CEZ, Review en Microhobby, Pokes

Versiones: Spectrum, Amstrad, MSX, PC

2- El Amo del Mundo

Siguiendo los pasos de Topo con su «Viaje al Centro de la Tierra», Positive tomó dos de las novelas más oscuras de Julio Verne; «Dueño del Mundo» y «Robur el Conquistador», para ambientar su nuevo juego.

Lamentablemente, los barceloneses, prescinden por completo del hilo argumental original para plantearnos un arcade de plataformas, que en ciertas cosas me recuerda mucho a Trantor o Savage, en el que tenemos que ir juntando pedazos de un plano de la nave de Robur.

Versión Spectrum

Lo curioso de este título, bastante correcto en cuanto a gráficos y técnicamente, es que cuenta con un sistema de protección muy avanzado para la época, y que nos obliga a consultar una carta de códigos en papel bastante rebuscada, para poder coger cada uno de los pedazos del plano.

Mucho colorido y buen scroll, dejan paso a un juego aburrido y con poca variedad, en el que solo tenemos que avanzar perdiendo la menor vida posible, encontrando los dichosos pedazos, que son un mogollón.

Las diferencias entra unos ordenadores y otros eran mínimas, siendo un poquito mejor en el colorido la versión de Spectrum.

Extras: Ficha en CEZ (con los códigos), Review de Microhobby, Pokes

Versiones: Spectrum, Amstrad, MSX, PC

3- Choy-Lee-Fut Kung Fu Warrior

Al principio, pensaba que el nombre del juego, estaba tomado del insigne actor chino Chow-Yu Fat, pero investigando un poco y sobretodo leyéndome las extensas instrucciones del juego, me he dado cuenta que Choy-Lee-Fut es una reputada escuela de artes marciales (y un estilo de Kung-Fu) con sucursales en medio mundo, o sea, que estamos ante el único juego licenciado de Positive (aunque African Trail tenía el apoyo de Derbi).

Pantalla de carga (Amstrad)

Como se adivina con el nombre, este es un juego de Artes Marciales, cuya principal baza es contar con varias disciplinas disponibles, algo parecido a Way Of The Tiger o Budokan.

Al iniciar el juego tenemos que soportar unas soporíferas sesiones de entrenamiento de varios minutos, en cada una de las disciplinas, luego pasaremos al combate.

Los entrenamientos aburren

A pesar de lo que uno pueda pensar, viendo el extenso manual, los golpes, son bastante limitados, ya que solo podemos hacer unos golpes hacia la derecha y otros hacia la izquierda, por ejemplo, derecha y disparo es un golpe hacia arriba e izquierda y disparo es una patada voladora, o sea, que no podemos pegar patadas hacia la derecha, por ejemplo.

Si logramos vencer los bostezos, pasaremos a la lucha de verdad, y en la pantalla previa a los combates, podremos elegir contra quien queremos pelear.

Aprenderemos la posición de la «Fregona Mortal»

Por regla general, los combates son largos, no porque los enemigos sean difíciles, sino porque tienden a correr como bellacos y se arrinconan en una parte del escenario a la que no tenemos acceso, por lo que la mayoría del tiempo nos lo pasamos yendo detrás de los enemigos para poderles dar una leche.

¡Me parece que me he clavado un palo en los ovarios!

En general, el juego es bastante decepcionante, las animaciones no son ninguna maravilla, y es limitados en todos los aspectos, el sonido muy soso, y los gráficos en Spectrum y MSX a dos colores, por suerte, la versión de PC es un poco mejor, y la de Amstrad, está repleta de colorido, aunque casi todos los sprites son clavados.

Extras: Ficha en CEZ, Review de Microhobby, Pokes

Versiones: Spectrum, Amstrad, MSX, PC

4- Dimensión Omega

Un argumento relativamente original, es el que nos plantean los chicos de Positive con Dimensión Omega. Dos tortolitos, separados por en dos dimensiones paralelas, tendrán que viajar a una zona especial en la que convergen las dos dimensiones, y allí darse unos arrumacos.

¡Ven aquí machote!

Si os fijáis, no es más que una vuelta de tuerca a Lady Halcón, una película ya usada por Opera como argumento de Sol Negro, pero de manera distinta.

Aquí, manejamos a uno de los personajes, pero si la situación lo requiere, podemos cambiar a otro, las diferencia entre el profesor y su enamorada cósmica son bastantes y os diría que a menos que sea para realizar saltos cortos, el juego completo se pasa con la chica.

M30: Año 2037

Versión Spectrum

La pinta del juego es un poco sosa, con unos gráficos medio decentes y algún detalle simpático como los «bocadillos», un scroll no tanto, y una música que provoca arcadas a los diez minutos.

Con esta tía, me voy a poner «morao»

Seguramente podría haber sido un buen juego, pero la idea fue desarrollada de pena, y como nos pasaba en tantos juegos, nos vemos arrollados por una tonelada de enemigos, seguramente nos atacarán en pleno salto, cuando no podemos defendernos y caemos inevitablemente al vacío.

Las versiones son casi clavadas, y salvo el el personaje central, que en Amstrad es de un color distinto, todas las fases son o amarillas, o azules.

Extras: Ficha en CEZ, Review de Microhobby, Pokes

5- Enchanted

En su corta trayectoria, Positive intentó tocar todos los géneros posibles, y si os fijáis entre sus juegos, casi no se repite temática. No es de extrañar que estos chicos intentaran también realizar un Pinball, género maldito entre los desarrolladores españoles.

Con estos colores, parece Virtual Boy

Aunque no es ninguna maravilla, y de hecho salvo uno o dos no hay un pinball decente en ocho bits, si podemos decir que es el mejor Pinball Español.

No os penséis que eso es tan bueno digamos que Enchanted, es el «tuerto en el reino de los ciegos».

Al programar este pinball, es evidente que los chicos de Positive estaban pegándose muchas partidas al Time Scanner de Sega ya que al igual que este, vamos pasando de un tablero a otro, dependiendo en este caso de el número en el que colemos la bola.

Versión Spectrum

El movimiento es más o menos correcto (por lo menos no es el Score 3020), con una bola que más bien parece de chicle y que tiene una tendencia increíble a irse hacia arriba en la pantalla, lo que si tenemos en cuanta como es un Pinball no es muy lógico.

Además, el orificio por donde se cuelan las bolas es inmensamente grande, por lo que dependiendo del tablero, lo más seguro es que veamos como se cuela una tras otra bola, son poder hacer nada.

Los gráficos, pues para ser un Pinball, no están mal, e incluso se han preocupado de cosas como de que la bola tenga un poco de relieve.

Jugando al «Pinbarkanoid»

En cuanto a las versiones, salvo la de Spectrum, el movimiento de la bola es exasperadamente lento, pudiendo tardar varios segundos en llegar a la parte baja del marcador.

Es una lástima, porque si se lo hubieran currado un poco más, seguro habría sido un buen pinball.

Extras: Ficha en CEZ, Review de Microhobby, Pokes

6- Genghis Khan

Mezclar la estrategia y el arcade, a veces ha dado buenos resultados, como en los Defender Of The Crown, o en Norte y Sur, supongo que por eso, estos chicos intentaron un juego similar a estos clásicos.

Esta mezcla, bastante potable se llamó Genghis Khan, y fue uno de los últimos juegos de Positive.

¡Animo, solo quedan 1040 más!

Pantalla Estratégica (MSX)

El problema, es que tanto la fase de arcade, como las de estrategia son muy simples, y se reducen a no más de diez acciones, siendo la base de todo el juego como es lógico, conquistar territorios.

En cuando al arcade, pues es un plomazo, ya que a pesar de que los gráficos de las batallas me gustan mucho, imaginaos que tenéis que liquidar a 800 soldados uno a uno, para conquistar un pedazo de tierra, pues que se os termina la paciencia antes tiempo seguro.

Si estás en aprietos, pide ayuda a los arqueros

Técnicamente, está muy bien, tiene muchos detalles y las versiones están curradas a tope, con especial atención a la de PC, que incluso tiene voces digitalizadas, todo un lujo, teniendo en cuenta que estamos hablando de 1989.

¡Estos caballos vienen de Bonaaanza!

En resumen, es bastante entretenido, pero solo si nos nos importa matar a miles de enemigos para terminar el juego.

Extras: Ficha en CEZ, Review de Microhobby

Versiones: Spectrum, Amstrad, MSX, PC

7- Mambo

A parte del evidente cachondeo del nombre, este arcade puro y duro, programado por los hermanos Vives, era más o menos una evolución de su primer juego Sigfrido, pero evidentemente, mucho más jugable.

¡Muere, Amarillo!

En Mambo, controlamos a un rocambolesco (creo que el adjetivo esta vez, cuadra como pocas), mercenario armado con una guitarra-ametralladora, que debía impedir el lanzamiento de unos misiles, en una base súper secreta.

¡Por fin encontré el WC!

Hasta aquí, podíamos estar ante típico juego al estilo de los injugables Army Moves o R.A.M., pero al leer las instrucciones, nos damos cuenta de que Mambo, tiene mucho de vídeo aventura, ya que tendremos que recuperar una serie de tarjetas de acceso que están en poder de unos soldados, que cuando nos ven, empezarán a correr como posesos, además hay que activar compuertas y desactivar minas, unido a la habitual oleada de enemigos que genéticamente alterados para reproducirse como conejos

Así se veía en PC

Es muy chungo, pero no se pude negar que no sea entretenido, y es bastante largo, y con gráficos decentillos(lo mejor, el marcador), nada mal para el primer título de una compañía.

El punto peor de Mambo, es seguramente, esa asquerosa música del menú y que las minas pegajosas, a pesar de tener un sistema de desactivación, en el 90% de los casos, nos explotaran en las narices.

¡¡Ah!! Mambo puede ser uno de los juegos que venia con el regalo más curioso y a la vez cutre de la historia, una chapa feísima de papel y metal.

La chapa

Extras: Ficha en CEZ, Review de Microhobby, Pokes

Versiones: Spectrum, Amstrad, MSX, PC

8- Mountain Bike Racer

Junto con African Trail, este es el segundo juego de Positive con un vehículo de dos ruedas como protagonista, y la verdad, es que si el otro se salva más o menos, este es un BODRIO en mayúsculas.

Con la bici de San Fernando, un ratito a pie

No es por sus gráficos, bastante potables, ni su control, ni su scroll.. es la detestable rutina de detección de choques que nos hace caernos al tropezar con el hombre invisible, o que las otras bicicletas nos afecten unas veces y otra no, o que nos tire de la bici un cono que está en el otro lado del camino.

Solo por esto, Positive arruinó un juego potable, y para rematar, le puso una de sus músicas (aunque es la mejor de toda las morralla de 128K).

Las dos versiones mejores, en Amstrad y en PC, en las que por lo menos, no es todo del mismo color

Extras: Review de Microhobby, Pokes

Versiones: Spectrum, Amstrad, MSX, PC

9- Rath-tha

Este es quizás el juego más «convencional» de todos los publicados por Positive, ya que Rat-tha es un mata marcianos, pero como siempre, con algún detalle de originalidad.

El detalle es en este caso, la nave protagonista, una nave-rata, que lucha con los enemigos por una especie de cañerías especiales.

Este escenario tan peculiar, es una de las gracias del juego, ya que nuestra nave se mueve hacia los lados, con un balanceo propio del interior de una tubería.

Además, en Rath-tha, no solo tenemos que luchar contra naves enemigas, sino que de cuando en cuando tendremos que abrirnos paso agujereando pareces o rompiendo barreras, sin chocar, todo un reto.

No me meto con este juego, porque a parte de ser un poco chunguillo, está muy bien realizado, es divertido y sin pretensiones.

Extras: Ficha en CEZ, Review de Microhobby, Pokes

Alberto Sampler, el Revientatímpanos

No podía terminar esta crónica «aviaria», sin daros las pruebas de porque considero las músicas de Positive, las peores que he escuchado en mi vida en un chip AY. El autor de estos atroces sonidos, es un tal Alberto Sampler, no se quien es, pero curiosamente, en esta misma época, había otro Alberto Sampler circulando, y era uno de los que montaba el lamentable «Open Mix» que podía encontrarse en los kioskos más afamados., ¿será el mismo tío?, no lo se

Aquí os dejo las pruebas, son las músicas del African Trail Simulator, Dimensión Omega, Mambo y Mountain Bike Racer.. no me hago responsable de los daños que escuchar esto pueda causar 😉

Deja tu comentario sobre esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: