La Abadía del Crimen – Mayo 2008

La Abadía del Crimen

La Abadía del Crimen

Opera Soft (1988)

La Abadía del Crimen es uno de los juegos más conocidos y aclamados de la historia de los videojuegos creados en nuestro país.

El juego se basa en el famoso libro del escritor italiano Umberto Eco, El nombre de la rosa, publicado en el año 1980. Opera Soft, una de las compañías de videojuegos más importantes de la época, quiso publicar el juego con la licencia oficial del libro, pero finalmente no se pudo y se optó por cambiar el título por el de La Abadía del Crimen, que francamente tampoco está nada mal.

En las instrucciones del juego nos encontramos este interesante fragmento de texto:

«No sigáis varias y extrañas doctrinas sofisticas que esparcen pestifera semilla», escribía el mismísmo Clemente VI en el año 1436 a los maestros y alumnos de la Universidad de París. El Pontífice, se refería en aquella carta a las doctrinas de un ilustre monje franciscano de origen inglés llamado Guillermo de Occam, huído varios años antes de las cárceles de Avignon acusado de herejía. Durante cuatro años había estado retenido, hasta que logró fugarse y pedir asilo en la corte del Emperador Luis de Baviera, por entonces enemistado con el Papa Juan XXIII. Muerto el Emperador, Guillermo quiso volver a la unión con su orden y con su Iglesia, motivo por el que viajó a Italia acompañado de su joven novicio para entrevistarse con Bernardo Güi, entones máximo responsable de la Inquisición en aquella zona y representante, en definitiva, del Pontifice.

No consta sin embargo, con certeza, si en realidad Guillermo consiguió su objetivo. Tan sólo el testimonio dejado por su discípulo, muchos años más tarde, en una colección de pergaminos; donde se relatan los hechos asombrosos y terribles que acontecieron durante le semana que permanecieron en la Abadia donde había sido prevista aquella cita.

El testimonio de la historia que ahora vas a revivir…

Jugamos el papel de Guillermo de Occam, y justo al llegar a la Abadía en compañía de nuestro novicio, nos enteramos de unos misteriosos asesinatos que están conmocionando a la comunidad monástica del lugar. Nos encargaremos de la investigación de estos atroces crímenes…

Los gráficos son monocromos, fruto de una conversión directa desde Spectrum, pero al menos nos movemos en un entorno en perspectiva 3D con decorados muy detallados que crean la perfecta ambientación de una Abadía, con sus arcos, pilares y muros. Además podremos ver las diferentes dependencias como pueden ser la iglesia, el comedor o la biblioteca.

En cuanto a sonido apenas suenan las diferentes llamadas a los oficios, alguna melodía alegre y una especia de zumbido a medida que pasan los textos cuando hablan con nosotros los personajes. Eso sí, durante la introducción suena una melodía de ambientación medieval bastante conseguida.

El juego es complicado de manejar al principio. Con la tecla A avanzamos y con K y L giramos hacia la derecha e izquierda respectivamente. Además, nada más comenzar el Abad nos pide que le sigamos. Si no le cogemos el truco a las teclas de movimiento, nuestro indicador de obediencia descenderá y al agotarse nos expulsarán de la Abadía y tendremos que comenzar una nueva partida. Además, el Abad es un tipo con muy malas pulgas y poca paciencia…

Podemos controlar, además, a nuestro novicio pulsando la tecla Z, y este avanzará en la dirección en la que estemos mirando en ese momento a menos que se encuentre con un obstáculo en su camino.

Durante el juego aparecen diversos objetos que podemos recoger o dejar, según nos convenga y son necesarios para terminar con éxito la aventura.

El juego es bastante difícil. Primero por el modo de controlar a los personajes, que no es nada cómodo; y segundo porque muchas de las veces no sabemos a dónde ir o qué hacer. De hecho terminar el juego sin consultar una guía o solución completa es casi imposible. Como aventura tiene un gran potencial, el guión engancha y es muy interesante, pero estos detalles de jugabilidad lastran mucho su idoneidad como el mejor juego de la historia de los videojuegos en nuestro país.

En su momento fue un juego que me llamó mucho la atención, pero más por la novela en la que se basa, que por la aventura en sí. En cualquier caso merece la pena jugarlo y saber qué es lo que está ocurriendo en esta misteriosa Abadía.

Como extras tenéis mucho material relacionado con este juego:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.