Famosos en los videojuegos españoles (VII) – Mortadelo y Filemón

Mortadelo y Filemón son de los más entrañable que ha ha parido el cómic español. ¿Quién no creció leyendo las alocadas historietas de los detectives más desternillantes y torpes de la TIA?

Debutaron el 20 de enero de 1958 en el número 1.394 de la revista Pulgarcito como Mortadelo y Filemón, Agencia de Información. Y desde entonces han vendido millones de cómics y sus historietas han sido traducidas a multitud de idiomas. En lo que respecta a los videojuegos, no es extraño que dado el tirón que tenían los personajes entre el público infantil, las compañías de videojuegos se fijaran en ellos para lanzar un juego al mercado.

Mortadelo y Filemón fueron protagonistas de dos juegos, separados por tan solo dos años de diferencia. Ambos realizados por compañías españolas y con planteamientos y calidades diferentes.

Mortadelo y Filemón (1987)

Nuestra misión en este juego es rescatar al Profesor Bacterio que se presume que ha sido secuestrado por la ABUELA ¿Los motivos de tal acción? Nadie los sabe. Mortadelo y Filemón solamente saben que el Profesor se encuentra en algún lugar de la ciudad, así que habrá que buscarlo exhaustivamente.

Este juego fue programado por el grupo Xortrapa Soft en 1987 para MSX. Las otras versiones fueron programadas por Magic Bytes con el título Clever & Smart (el nombre del cómic fuera de nuestras fronteras). A pesar de ser una aventura interesante, pasó bastante desapercibida. La conversión fue realizada desde Spectrum aunque esta vez el juego no es completamente monocromo. La mecánica del juego nos invita a explorar todo el escenario y a conseguir ciertos objetos y disfraces que son indispensables para llegar al final. La dificultad no es demasiado elevada si bien a las primeras de cambio el juego puede resultar frustrante por no saber qué hacer ni hacia dónde ir.

Gráficamente el juego no está a la altura de unos personajes como Mortadelo y Filemón, y es una pena porque se merecen más. Los escenarios son coloridos pero los gráficos son diminutos y poco definidos. Los sprites son también muy pequeños y muy planos. Cuando entramos en las alcantarillas, los sprites aumentan considerablemente su tamaño, pero no así su definición y además el movimiento es mucho más lento y ortopédico. Las alcantarillas dan una sensación de abandono total, con muy pocos elementos a nuestro alrededor excepto los muros y los ratones que pasan por allí.

No hay músicas, solamente efectos sonoros al andar, al usar una cabina, al tocar a un personaje, etc. En este apartado no deja de ser un juego técnicamente pasable.

Resumiendo, como aventura llama mucho la atención, pero técnicamente no es brillante. Hubiera ganado muchos enteros con unos gráficos a la altura del MSX y algo más de accesibilidad de primeras, pero ya se sabe que las compañías no estaban por la labor.

Mortadelo y Filemón II – Safari Callejero (1989)

Visto la discreta acogida del primer título y el tirón de los personajes de Francisco Ibáñez, en 1989 la compañía española Animagic quiso intentar ganar cuota de mercado con una segunda parte subtitulada Safari Callejero. Este juego apareció en la portada del número 60 de la revista MSX-Club y en su interior hay una entrevista al creador de los personajes. Tanta propaganda de un juego español condensada en un mismo número de esta revista cuya línea editorial era bastante crítica con las creaciones patrias y sus cutre-conversiones a partir de Spectrum por su baja calidad, solamente podía significar dos cosas: o bien se había puesto dinero sobre la mesa para hablar bien del juego, o que realmente valía la pena.

Esta nueva misión es un poco diferente. Para empezar está dividida en dos partes bien diferenciadas. En la primera tenemos que recuperar un valioso microfilm que la gallina Marcelina se ha tragado. Ahora esta gallina anda deambulando por la ciudad y es misión de Filemón encontrarla para acceder a la segunda parte de la misión. Pero da la casualidad que Marcelina no es la única gallina suelta sino que hay muchísimas más. Hay que recogerlas una por una (dándoles una patada) y luego subir a la azotea y ntregárselas a Mortadelo para que las cocine. Solamente una de ellas contiene el microfilm.

La misión se desarrolla dentro del edificio de la TIA, que no está exento de peligros. De hecho habrá que tener cuidado con los huevos que nos lanzan porque nos convertirán en gallinas, también aparecerá un cerdo con muy malas pulgas y un platillo volante que se las trae en lata. Si este último consigue darnos perderemos las gallinas acumuladas hasta el momento. Cuidado extremo hay que tener también con los cactus diseminados por todo el edificio porque un aterrizaje sobre ellos tendrá como consecuencia la pérdida de una de nuestras tres vidas.

Mortadelo se comió la gallina con microfilm y lógicamente esto no le sentó nada bien al Súper. Así que no para de perseguir a nuestro personaje por las calles de la ciudad, lugar donde se desarrolla esta segunda parte de la misión. Al final nos espera Filemón en una lancha para escapar de la ira del Súper. Pero antes es necesario esquivar todos los objetos que El Súper nos arroja (y que no son precisamente rosas) y además evitar los obstáculos de la calle (muros, coches y vespas). Menos mal que contamos con tres disfraces de Mortadelo y que tendremos que usar convenientemente según la situación: podemos convertirnos en un fantasma (para pasar a través de los muros), en una serpiente (para que los objetos nos pasen por encima de la cabeza) o en una rana (para saltar más alto). El planteamiento de esta parte del juego es muy original y divertido.

En mi opinión no se cumple lo de segundas partes nunca fueron buenas. En este caso la segunda parte supera a la primera en diversión, jugabilidad y calidad técnica.

Los gráficos son muy bonitos, calcados al cómic. De hecho en la primera parte da la impresión de estar dentro de 13 Rue del Percebe. Y eso que en cuanto a color no destacan debido a la herencia gráfica de la conversión vía Spectrum. Por otra parte, las animaciones de los personajes y los sprites son muy simpáticas.

Durante la partida suena una pegadiza melodía compuesta por Pablo Toledo que divierte y entretiene mucho. No hay efectos de sonido (nos conformamos con la melodía).

El juego peca de ser un poco sencillo, sobretodo la segunda parte, una vez memorizado la ubicación de los obstáculos. La primera parte en cambio es un poco más complicada por la aparición de los enemigos. El control de los personajes responde bien y no se aprecia demasiada ralentización incluso en los momentos de mayor concentración de elementos en pantalla.

Este Mortadelo y Filemón II – Safari Callejero es uno de los juegos más simpáticos y divertidos que he probado y con el paso de los años lo disfruto más plenamente.

5 Respuestas

  1. Eloy dice:

    Buffff, que vicio con el 1. Era una aventura completisima que a pesar de, en principio, ser un poco liosa, tenia muchisimas opciones que sorprendían.

    El 2 no fue tan bueno pero también estuve dándole duro hasta que logre pasarlo

  2. Ostras, desconocia la versión MSX del primer juego ya que nunca lo vi anunciado, del segundo lo conocia porque se dio mucho bombo y platillo, eso si no lo he jugado.

  3. Ryback dice:

    No tuve ocasión de jugar al 1 porque nunca encontré esa versión MSX en ningún sitio, aunque sí lo vi anunciado y creo que publicaron también el mapa en una revista a todo color (creo que en la Input MSX). En cuanto al 2, decir que tuve el juego original en supercaja de cartón, y la verdad es que me gustó mucho, aunque era muy corto y muy sencillo, le podían haber puesto mucha más chicha al juego.

  4. Konamito dice:

    Es cierto que el segundou juego es muy fácil y se hace corto, pero a mí me ha encantado la segunda parte cuando manejamos a Mortadelo huyendo de la ira del Súper. Además, los gráficos a pesar de la falta de colorido son de cómic, al estilo de Ibáñez.

  5. Ryback dice:

    Sí, es verdad, el segundo juego capta perfectamente el espíritu del comic y tiene una música divertida. Es de esos juegos que puedes jugar una y otra vez y no te cansa.

Deja tu comentario sobre esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: