Cosas que no me gustaban en mi época

1.- Conversiones Spectrum-MSX

Todos sabemos de qué iba la historia: aquel juego que lucía tan bonito en las páginas de una revista o en la parte trasera de la carátula del casete no se correspondía con la monocroma realidad que aguardaba al cargar el juego. ¿Quién tuvo la culpa? Las compañías desarrolladoras de software, que no dedicaron ni tiempo ni esfuerzo en proporcionar software de mínima calidad para MSX. Estas cutre-conversiones las sufrimos durante prácticamente todo el periodo conocido como la época dorada del software español (años 80 y comienzos de los 90).

 

Ejemplo de lo que es una cutre-conversión desde Spectrum

A pesar de que las compañías comenzaron con buen pie creando versiones especiales para MSX, (The Last Mission, Livingstone Supongo) y juegos específicos (Colt 36, Temptations, etc.) que aprovechaban las capacidades gráficas del estándar japonés, pronto se descubrió que con poco esfuerzo y talento era posible portar casi directamente un juego desde Spectrum a MSX ¡y con gastos mínimos! Las desarrolladoras no se lo pensaron dos veces y se pusieron manos a la obra con desastrosos resultados en su mayoría, pero con la excepción de algunos títulos que a pesar de que no son vistosos ni espectaculares sí son jugables y adictivos (Robocop, Batman the Movie y Freddy Hardest, por ejemplo).

2.- Videojuegos con dificultad extrema

Cuentan las malas lenguas que los juegos españoles eran los más difíciles del mundo… Y os aseguro que no se equivocaban. Los juegos españoles, en general, no sé si definirlos como imposibles o injugables. Quizá una mezcla de las dos definiciones. La justificación más comentada sobre esta característica era la necesidad de que el juego tuviera una duración media y que no se acabase en un par de horas. ¿Y si hubieran hecho los juegos con mayor duración pero más fáciles? Seguro que hubieran ganado más público Debe ser que no se les pasó por la cabeza.

Me acuerdo ahora de un caso concreto: R.A.M. Nada más empezar aparecen tropecientos mil enemigos del otro extremo de la pantalla y por mucho que disparemos no cesan de salir más (interminables). Veredicto: difícil no, ¡injugable! En aquella época la figura del probador o betatester no estaba implantada; no había nadie (aparentemente) que probara los juegos antes de publicarlos para calibrar su dificultad y hacerlos accesibles a todos los públicos. Y si lo había debía ser un fuera de serie, de otra galaxia.

 

Tanto gilipollas y tan pocas balas

3.- Cargas interminables en cinta de casete

Esto personalmente a mí me sacaba de quicio; un auténtico incordio. Después de soportar pacientemente la carga del juego desde el reproductor de casete (y con suerte no se colgaba el MSX) recibías la grata noticia de que las fases había que cargarlas aparte. Así que no quedaba más remedio que poner a funcionar de nuevo el dispositivo. Sin embargo lo peor estaba por llegar cuando acababas la partida y tenías que rebobinar la cinta para comenzar desde el principio. Sin duda alguna esta situación ponía a prueba a los más pacientes. Pero en aquella época no había prisa para nada, ¿verdad? Imaginaros hoy tener que esperar 15 minutos a cargar un juego para disfrutar solamente unos minutos frente a la pantalla del ordenador. Mejor no pensar en ello.

Esta fue una de las razones por las que me cansé pronto de los juegos en cinta de casete y busqué consuelo en los disquetes y los cartuchos.

5.- Falta de información

Hoy día tenemos acceso a la información en tiempo real. Podemos saber de antemano cómo va a ser un juego, cuándo estará a la venta y diferentes análisis desde diferentes puntos de vista. Es la magia de Internet, todo al alcance de todos. Sin embargo en los 80 y 90 no existía Internet y el acceso a la información se canalizaba principalmente a través de las revistas especializadas. A través de sus líneas veíamos o nos hacían ver la realidad desde un punto de vista muy subjetivo. Así nacieron muchos rumores que nos mantuvieron en vilo como el famoso Prince of Persia analizado en el número 75 de la revista MSX-Club y del que recientemente Jesús Manuel Montané ha hablado. En aquella época nos contaban que habría un MSX3 y nos lo creíamos. En caso de duda ¿a quién se podía acudir para contrastar información? ¿Al vecino? No, seguramente estaría tan perdido como nosotros.

 

Análisis de Prince of Persia para MSX

De esta situación de falta de información se aprovechaban las publicaciones de la época para lanzar bulos que mantuvieran al público a la espera de jugosas novedades. Porque, si comentaban algo sobre un juego fantástico para MSX, al mes siguiente corríamos como locos a comprar la revista. Como es lógico, la mayoría de las veces estas noticias, alimentadas desde las propias redacciones de las revistas, eran falsas o medio falsas. ¿A quién podías creer?

6.- ¿Alguien tiene un MSX?

La pregunta del millón cuando hablábamos con los amigos o compañeros de clase sobre ordenadores. Todos buscábamos afinidad con cuanta más gente mejor para intercambiar juegos. El trueque era algo muy común en aquella época en la que la paga de un adolescente (yo ni siquiera la tenía) no era suficiente para tener todas las novedades del mercado. Si podías te unías a varias personas para comprar juegos en común y lueg copiarlos. Era la manera de disfrutar lo último del mercado del videojuego. Esto era aplicable a las cintas de casete, porque en el caso de los cartuchos y discos, la copia era más difícil sin los conocimientos adecuados. En estos dos casos no quedaba más remedio que ir pasando el juego de uno a otro y esperar a que te tocara el turno para jugarlo. En mi caso recuerdo haber esperado durante mucho tiempo a que un vecino me prestara el cartucho de Nemesis 2. Apenas lo disfruté durante un par de días porque enseguida me pidió que se lo devolviera. Me quedé con la miel en los labios y nunca pude comprarme el cartucho hasta hoy día. En cuanto a la distribución de ordenadores MSX en mi barrio, la verdad es que no eran demasiado abundantes pero eso no me impidió acceder a buenísimos y variados juegos tanto en formato original como pirateados en disquete o casete.

Los más afortunados eran los que tenían más gente con quien compartir. Cuando hablabas del MSX a veces te miraban raro y preguntaban ¿Qué es eso de MSX? Por volumen de juegos hubiera querido tener un Spectrum, y por gráficos un Amstrad…

No hay que olvidar que en aquella época un ordenador era un equipo electrónico muy caro y aún incomprendido por la mayoría de los padres. En mi clase, solamente tres personas teníamos ordenador.

7.- La moda de los RPG japoneses

Todo iba bien en mi mundillo de videojuegos MSX hasta que aparecieron como setas los juegos de rol o RPG. Un género que causaba furor en Japón y también fuera de sus fronteras. De repente me vi rodeado de RPGs por todos lados. Me preguntaba: ¿dónde están los juegos arcade? ¿y los de plataformas? ¿y las aventuras? Parecía como si lso RPG fuesen a devorarlo todo… Pero no fue así, ¡menos mal!

 

Ejemplo de juego RPG japonés

Si unimos al hecho de que no me gustaban los RPG japoneses, la dificultad del idioma obtenemos la razón de por qué comencé a alejarme del MSX. Las únicas excepciones a esta regla son Dragon Slayer IV – Drasle Family que lo jugé muchísimo explorando pantallas (sin ton ni son) y Fray in Magical Adventure, un juegazo que a pesar de tener los textos completamente en japonés fui capaz de acabarlo (y no me preguntéis cómo). Del resto de RPG siempre quise olvidarme, aunque a día de hoy reconozco que la saga Dragon Slayer me llama un poco la atención (nunca me he terminado ninguno de los episodios). Hoy día sigo sin tragar a los juegos de rol y menos a los de combates por turnos.

¿Y vosotros, qué cosas odiábais en aquella época?

 

24 Respuestas

  1. Iban dice:

    No me gustaba nada ver las mcromanías y no ver pantallazos de MSX. Siempre estaba buscando alguna y casi siempre eran de otras plataformas. No me gustaba que sacaran mil juegos para Spectrum y no para MSX, me quedaba con cara de tonto al ver a mis amigos jugar al Terminator 2, o al Bomb Jack y a muchos otros. O por ejemplo jugar al Saint Dragon después de nosecuantas horas cargando y que luego se colgara en la segunda fase (y lo lento que era ya ni te cuento). El Altered Beast (otro de mis favoritos en la Arcade) era leeeento como el caballo de un malo y me llevé una desilusión de la leche.

    Pero, por otro lado, mis amigos apenas programaban para el Spectrum y yo sí con mi MSX; la gran mayoría nunca desarrollaron ninguna capacidad creativa con sus maquinitas de 48K y sin embargo los «cuatro pelados» que estábamos con el MSX aprendíamos un lenguaje de programación, teníamos la posibilidad de hacer (copiar) juegos con más colores y sobre todo podíamos cargar juegos casi instantáneamente con los cartuchos y disketes, algo que dejaba a los spectrumeros a la altura del betún xDD

  2. Iban dice:

    Ah! Y no me gustaba nada que no sacaran el Swiv (creo que era de los mismos que hicieron el Saint Dragon) para el MSX ¡eso me mató! ;-(

  3. Cierto, las conversiones directas de spectrum fueron una lacra para el sistema, pero lo cierto es que fué a lo que más jugué aquella época, y les guardo un cariño especial. Al igual que tu, no tenía cartuchos y, salvo alguna cosa pasada a cinta, no podía disfrutar más que de un puñado de Konamis de 32KB. En cambio, todo el resto de juegos se basaba en conversiones directas y, repito, aunque no aprovecharan el sistema, me acuerdo de joyitas como Terramex, Astro Marine Corps, Head Over Heels, Avenger o Jack the Nipper y no puedo más que recordarlos como juegazos.

    @Iban: SWIV si tiene su versión MSX, pero es exclusiva MSX2 porque necesita 128KB de RAM ;-).

  4. Zerbero dice:

    Igual que Iban, lo que peor llevaba eran los Micromanías, por el trato discriminatorio al MSX (eso cuando había trato). Sin embargo, de casualidad y gracias a un compañero de trabajo, hoy tengo una colección casi completa de los de la primera época y de vez en cuando los vuelvo a mirar ¡Y me encantan! Supongo que será que me voy haciendo viejo…

    Esto otro seguramente lo conoceréis:

    http://www.zappinternet.com/video/xirZjiPciD/El-Reno-Renardo-Creci-En-Los-Ochenta

    Salud y buenos alimentos.

  5. joanra dice:

    No me gustó cuando cerraron MSX-CLUB, siento que pudiera haber durado un año o dos más. Tampoco me gustaban la diferencia de precio entre los cartuchos y cassettes. Y supongo que lo que más me molestó es que no sacaran un MSX 3 jeje…

  6. Iban dice:

    @Jon ¡ahora sí que me acabas de matar! ¡JAMAS había visto esa versión del juego! :-OOOOOOOOOOO

    Es cierto que Avenger, Jack The Nipper, Robocop e incluso Dragon Ninja me dieron más de una tarde de diversión, pero es que vaya gráficos más spectrumeros que tenían, joe… después de ver lo que hacía Konami te preguntabas si los que te vendían los juegos estaban haciendo bien su trabajo o te estaban timando…

    Qué buena la canción del Reno Renardo y su Delorean xD

  7. Konamito dice:

    El Swiv, un gran juego que disfruté a tope en el Commodore Amiga de un compañero de clase. Nunca lo probé en mi MSX pero a la vista de los gráficos no auguro nada bueno (igual me equivoco).

    Por cierto, los juegos que cita viejo son muy buenos también. Les tengo mucho cariño a Head over Heels, Jack the Nipper y A.M.C.

  8. vg8020 dice:

    Muy buen artículo. Creo que somos muchos los que pasamos por similares experiencias… Creo que no he jugado a fondo RPGs pero hay dos títulos que llevo años, por no decir, ya decenio… que me gustaría poder jugar algún día:

    Maison Ikkoku
    http://www.generation-msx.nl/msxdb/softwareinfo/1027

    Maison Ikkoku Final
    http://www.generation-msx.nl/msxdb/softwareinfo/1225

    Basados en el manga de Rumiko Takahashi, son obligación para quien quiera explorar una dimensión más del universo en el que vive Godai.

    Y, como bien apuntas, estos lanzamientos estaban pensados únicamente para el mercado japonés. ¡Qué lástima!

  9. Kotai dice:

    Yo como todos los demás. Acostumbrado a los cartuchos de Konami odiaba que los juegos de cinta fueran conversiones de spectrum porque teniendo una máquina mejor parecía que fuera peor que el spectrum y encima con muy poco juegos.

    Aunque la ventaja de tener un MSX y más en mi caso con solo 32KB que no cargaban las cintas, es que al no poder comprar un juego cada mes y pasar todas las horas delante del ordenador jugagando, me dediqué a trastear con él y aprendí a programar para hacer mis propios juegos.

    Otra cosa que me molestaba es ver en las revista las capturas de Amstrad y luego las de Spectrum que en caso de convertir el juego a MSX es como sería. Pensaba que el MSX era mejor que el Amstrad pero al ver las capturas todo el mundo decía que el Amstrad era mejor y eso me molestaba.

    A mi tampoco me gustan nada los RPG pero en MSX no llegué a ver ninguno porque me pasé al Amiga antes. El último juego que recuerdo tener en MSX es el Nemesis 3 y luego ya vino el Amiga.

  10. Jero Soft MSX dice:

    Uno de los titulos que mas me desilusiono en los 80 fue Green Beret de Konami … ufff que desastre… y era un cartucho de los caros!! El unico consuelo fue que el que lo compro fue un amigo de clase y me lo dejo una temporada a cambio de Nemesis… Cuando se lo devolvi no pense en voverlo a cambiar y mucho menos comprarmelo!! 🙂 Una pena… porque la maquina arcade de Green Beret era buenisima!!!!

  11. Ryback dice:

    Si te digo la verdad, lo que más me molestó de aquella época, y sin entrar en detalles, fue que los juegos (sin contar con Konami) en lugar de evolucionar y hacerlos mejores, fueron en decadencia hasta el punto que, si al principio buscaba siempre las novedades, pues ya sólo me interesaban los juegos antiguos, puesto que tenían una calidad superior, al tener versiones exclusivas de MSX, en lugar de conversiones. A partir de 1990 casi todo lo que salía para MSX era basurilla con juegos que intentaban emular a las consolas pero con limitaciones evidentes.

  12. locomosxca dice:

    La verdad es que los juegos de cinta eran penosos, pero no se porque yo cada dos semanas solia comprarme uno y llegue a tener un monton, cartuchos mas bien pocos y ahora que lo pienso ahorrando un poco y esperando otro poco mas hubiera tenido mejores juegos y ademas en cartucho 🙁
    Lo de las revistas en mi pueblo desaparecieron del mapa y empezaron a brotar como champiñones revistas inglesas del Amiga.

    Por cierto Konamito me gusta el nuevo look.

  13. guantxip dice:

    En todo de acuerdo excepto con los rpgs. A mí en aquella época me gustaban más que ahora. Y en msx tuvimos juegazos que le dieron vidilla al estándar unos añitos más hasta 1992. (aunque yo los descubrí y los jugué entre 1993 y 2000). Me gustaban tanto o más que los que iban saliendo para Snes. Si la de Nintendo tenía el Zelda en msx teníamos el SD Snatcher. Iba jugando a la par a Secret of Mana y Xak2 y decía, joder, el secret of mana me costaba 10000 pelas y los Xaks los tenía en disco grabados y me lo pasaba igual de genial. Todos los de Microcabin eran obras maestras tanto en gráficos como en sonido, lo mismo que los Ys y el Dragon Slayer 6. Luego hay más que por culpa del idioma ahí se han quedado. Pero Konamito lo que abundaba más eran AVGs, ahí te doy la razón, el idioma me mataba. Algunos eran muy buenos gráficamente como los Dead of the Brain, Angelus, Psy o Blade …pero la gran mayoría eran horrorosos y muchos guarrindongos, con kanji rom y muy lentos en las cargas, Dragon Knight, Urotsukidoji, etc …

  14. Konamito dice:

    Esas aventuras con menús interminables para realizar las acciones del personaje eran un auténtico tostón.

    He metido en el mismo saco a los RPG y estas aventuras, pero para ser sincero los primeros son más pasables que las segundas…

  15. guantxip dice:

    Claro, no tienen nada que ver. Los rpg que te digo son casi más de acción, exceptuando el SD Snatcher y el DS6 que son más del palo Final fantasy (los cuales me parecen muy cansinos). Vamos, todos los de batallas por menús salvo excepciones se me atragantan bastante y por desgracia hay muchos como Emerald Dragon, los de Umax, etc… y no quieren decir que sean malos, sino que cansa mucho el tema de subir experiencia. Los alargan demasiado.

    Y los segundos te puedes morir con muchos de ellos. Aunque como siempre los hay buenísimos como el Snatcher y otros más. Aunque si estuvieran traducidos hasta te podrías acercar a ellos como el Sanatorium of Romance. No dejan de ser una película en la que tú mueves los cursores.

  16. Konamito dice:

    Yo es que siempre he sido de acción más directa o plataformas… El SD Snatcher lo tengo pendiente desde hace años, aprovechando que está traducido, pero hasta ahora no me he puesto en serio con él.

  17. guantxip dice:

    SACRILEGIO!!!!!! jajajaja!!!!

    Como empieces no lo sueltas hasta el final.

    Yo el que tengo pendiente es el Illusion City porque me jodería llegarme al séptimo disco y no enterarme del final por culpa del idioma.

    Aparte de los 3 Ys que son la caña creo que el clasicazo es el Xak2, pedazo de juego. El Gazzel está más pulidito en una historia más corta pero que si tienes el Runit con r800 parece que estés jugando a un cartucho y encima si grabas en PAC se hace muy ameno.

    Por cierto hablando de YS, para el que no lo sepa están los Ovas del Ys1 e Ys2 subtitulados en español a calidad alta para bajarse si buscáis un poco.

  18. ulysess dice:

    Lo que no me gustaba a mí era lo siguiente:

    1- Juegos imposibles como el Livingstone Supongo.

    2- Segundas partes pésimas como la de Freddy Hardest. La primera cosa que compré contra reembolso, y la decepción de juego para mí con lo que me gustó el primero.

    3- Juegos que salían en el MicroManía y que no estaba ni estaría para tu plataforma MSX. Los que más coraje me dieron: Saint Dragon y uno basado en los libros de Lobo Solitario que no recuerdo su nombre.

    Gracias por el post.

  19. SapphiRe dice:

    Pero el Saint Dragon sí que está para MSX…

  20. ulysess dice:

    ¡Es cierto! No lo sabía.

    #SapphiRe, recuerdo el anuncio en la revista Micro Manía que no especificaba MSX1, y era la única manera que tenía yo (y muchos) de saber si un juego iba a salir o no para nuestro ordenador.

  21. Konamito dice:

    La Micromanía algunas veces obviaba las versiones MSX por motivos que aún desconozco. Pero esto llevaba a error a más de uno de sus lectores.

  22. Diego dice:

    Compartiré una tontería que supe pergeñar para acelerar las cargas en cinta.
    Usaba un reproductor doble casettera que ostentaba copiado rápido… mediante un engaño en la cassetera 2 le hacía creer al aparato que iba a hacer un copiado rapido de la cinta MSX a cargar en el ordenador.
    En la cassetera 1 ponía a reproducir el programa y la información se la envíaba a mi Talent DPC-200 en una velocidad tal que, por ejemplo, programas que tardaban unos 6 minutos, se cargaban más o menos en 4.
    Los commodoros que se burlaban por las tediosas cargas del MSX jamás podían hacer semejante artilugio.
    Siempre fuí un jóven brillante para las tonterías 😛

    Diego.

  23. qar dice:

    Buen artículo. Una puntualización: aunque R.A.M. es casi injugable, sobretodo porque lo lanzaron al mercado a medio hacer cuando ya los 8 bits empezaban a agonizar, en esa primera pantalla que mencionas hay una ametralladora sobre un trípode que tu personaje puede usar para cargarse a la enorme cantidad de enemigos que van apareciendo por la derecha.

Deja tu comentario sobre esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: