Cara a cara: ¿será el MSX un éxito en los Estados Unidos?

A continuación os presento un interesante artículo publicado en la revista Creative Computing en agosto de 1984 (concretamente en volumen 10, número 8,, página 198) bajo el título de Cara a cara: ¿será el MSX un éxito en los Estados Unidos? En esa época el MSX tenía apenas un año de vida y los redatores de la revista se hacían la pregunta de si el estándar japonés sería capaz de triunfar en los Estados Unidos. La historia nos muestra que el MSX apenas tuvo presencia en el país de las barras y las estrellas. Entró a competir en un mercado complicado, dominado por los Commodore 64 y donde solamente algunos modelos de Yamaha y Spectravideo se asomaron de una manera muy tímida (los primeros gracias exclusivamente a sus capacidades sonoras MIDI).

Creative Computing - Portada (agosto 1984)

El artículo muestra la opinión encontrada de dos de los redactores de la revista. Por un lado Howard Root cree que el MSX será un éxito en los Estados Unidos, y Brian Williams cree todo lo contrario. El artículo original está escrito en inglés pero yo os lo traduzco a continuación:

Howard Root (¡Sí!)

MSX fue diseñado como un sistema estándar para permitir que el software de un ordenador funcionara en todos. De esta manera, los fabricantes de software se sentirán atraídos a hacer software para él. No estarán echando a suertes el éxito o el fracaso de un solo fabricante de hardware.

Por otra parte, como es un sistema basado en cartuchos, los fabricantes de software no tienen que preocuparse de la piratería. Hoy, un minuto después de que un título llega al mercado, es pirateado. Por lo tanto los fabricantes de software se ven privados de una parte sustancial de sus ganancias; esto no pasará con el MSX, así que se sentirán doblemente atraídos por el sistema.

Como el hardware y el software son estándar, serán entendidos más ampliamente -si aprendes MSX, automáticamente puedes usar 16 máquinas diferentes. Como resultado, los editores de revistas y libros querrán publicar material sobre MSX. Seguro, los manuales que vienen con los sistemas podrían no ser muy buenos -raramente lo son- pero habrá un montón de libros y artículos sobre el sistema. Ya en Japón, hay una revista MSX; ciertamente habrá al menos una en los EE.UU. junto con decenas de libros.

Los fabricantes japoneses son mucho más conservadores (léase, mentalizados en el beneficio) que muchos de los fabricantes estadounidenses; por lo tanto no parece que se vaya a entrar en una guerra de precios destructiva. Como resultado, esto creará algo de estabilidad en el mercado final y los consumidores pueden comprar un sistema sin preocuparse si el fabricante va a estar cerca para proporcionar apoyo contínuo.

Como muchos de los fabricantes de los sistemas MSX tienen una línea completa de audio, vídeo y otros productos electrónicos de consumo, esperamos ver todo tipo de periféricos y añadidos para los ordenadores MSX. Por ejemplo, Sanyo tiene un ingenioso lápiz óptico, Yamaha tiene un teclado musical, JVC tiene un mezclador de vídeo para TV (o VCR) y señales del ordenador, y otros dispositivos interesantes están planeados. De hecho, Pioneer tiene un sistema que carga software desde videodisco que interactivamente usa el videodisco y el ordenador juntos. Así que, aunque un MSX es relativamente barato, puede tener las capacidades de sistemas mucho más caros.

Además de estos añadidos especiales, varios fabricantes planean ofrecer unidades de disco baratas, modems y otros periféricos, haciendo al MSX un ordenador de uso general con funciones completas.

¿Triunfará el MSX en los EE.UU.? ¡Apuesta a que sí!

Creative Computing - Articulo (agosto 1984)

Brian Williams (¡No!)

MSX tiene tanto a su favor tanto como el TI 99/4A, ¡y eso es decir prácticamente nada!

MSX es un sistema orientado a cartuchos. Esto significa que es más costoso para terceros fabricantes a la hora de producir software para él. Además no veremos a pequeños e innovadores fabricantes producir el amplio rango de software que es necesario para que una máquina tenga éxito. Claro que 13 o 14 fabricantes japoneses de MSX están produciendo software pero hasta ahora no han hecho otra cosa que juegos. Además, incluso si decidieran producir algo más que juegos, no estaría orientado al mercado estadounidense.

Segundo, está el propio hardware. Aunque el MSX fue diseñado para ser un estándar desde dentro, la única cosa que es estándar en el exterior es el software en cartucho, la impresora y los conectores de joysticks. Los ordenadores usan diferentes conectores de periféricos y cables, diferentes grabadores de cintas de casete, y diferentes conectores de expansión. Esto significa que si K-Mart tiene en existencia tres o cuatro MSX, tendrá que abastecerse de diferentes cables, grabadores de casetes e interfaces para cada uno de ellos. ¿Te puedes imaginar al vendedor de K-Mart intentando hacer que todo eso tenga sentido?

En Japón los MSX se venden en su mayoría a través de tiendas de informática las cuales tienen vendedores razonablemente informados; el sistema de distribución de los Estados Unidos derrotará al MSX en su terreno.

El mercado del videojuego se ha estancado. Atari y Coleco están aguantando, pero Mattel (Intellivision), N.A.P. Magnavox (Odyssey), y todos los fabricantes de marca propia se han dado por vencidos. Ahora, viene el MSX, una unidad de juegos glorificada, ¿quién lo necesita?

Podrías decir, «Pero el MSX es un ordenador y ejecuta una potente versión de BASIC con toda clase de estupendos comandos gráficos bonitos y de sonido.» Podría ser verdad, pero los usuarios no sabrán cómo utilizarlos. Los manuales traducidos del japonés, si siguen con su tradición, serán incomprensibles. Tampoco podemos esperar mucho de Microsoft; basta con ver el trabajo podrido que han hecho en la producción de un manual para MS Basic.

Ahora mismo, cada fabricante de MSX está esperando por los demás para dar el primer paso en EE.UU. Todos apuntan a la reciente guerra de precios en el sector de los ordenadores de gama baja y afirman que no quieren entrar en un mercado volátil. Como resultado de esto, probablemente esperarán otro año o así hasta que el MSX esté obsoleto, algo parecido a la situación de Timex/Sinclair en la que presentaron los ordenadores en el mercado de los EE.UU. un año después que en Inglaterra, es decir, un año demasiado tarde.

¿Tendrá éxito el MSX en el mercado estadounidense? Para nada.

Han pasado muchos años, y cada uno de nosotros podemos sacar nuestras propias conclusiones. En cualquier caso, aquí queda para la posteridad este texto que merece la pena leer con la perspectiva de la evolución de la historia del MSX, y más sentido cobra si cabe en este año que celebramos se trigésimo aniversario.

Sois libres de comentar vuestro parecer a continuación…

Enlace relacionado: Artículo original en www.atarimagazines.com.

7 Respuestas

  1. D4vid dice:

    El tal Williams acertaría, pero las razones que da, son de traca….

  2. Kotai dice:

    Está claro que acertó Brian Williams, pero no por las razones que da.
    Lo de los cables, exceptuando el de RGB todos los otros son iguales.
    Y el tema de la piratería de igual que sea cinta, disco o cartucho y si no preguntarle a Martos 🙂
    Donde si que se equivocó de lleno es con Microsoft.

  3. ENTEBRAS dice:

    Unos años después, en esa revista reflexionarían sobre el posible «hermamnamiento» entre los MSX/PC
    http://twitpic.com/ckhm19

  4. jalexisbr@gmail.com dice:

    Muy interesante el articulo. Felicidades a Konamito, una vez mas. Obvio es que el msx no triunfo en EE.UU, motivos? creo que no figuran reflejados en el articulo. Resulta incongruente decir que Microsoft es un fracaso, al contrario. El msx estaba llamado al triunfo siendo una empresa norteamericana la autora, cuanto menos, la titular de los derechos del msx, y a su vez, los fabricantes japoneses, los de las maquinas. Pero sin embargo esa unión comercial no cuajo… En mi opinión… si fabricantes norteamericanos como IBM, entre otros, hubieran fabricado los ordenadores, a fecha de hoy hablamos de msx v.2013. Es una opinión .

Deja tu comentario sobre esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: